curandolaeyaculacionprecoz

launicamaneradesuperarlaeyaculacionprecoz

Tantra sexual y Meditacion:El Seminario del Lic Norberto Litvinoff

Publicado el 14 de Octubre, 2007, 19:15. en General.
Comentar | Referencias (0)

Poder Meditar haciendo sexo es la CLAVE de la Salud Sexual,esta mística es la posibilidad de sentir el sexo como una vía de acceso a una experiencia espiritual. La trascendencia de los instintos en pos de un viaje hacia la luz del alma. Y la mayoría de las religiones no han querido que esta puerta de vida esté abierta para la masa, por ello han grabado en el inconsciente colectivo el sinónimo de pecado, culpa y represión en la mente de la gente como quien programa un ordenador. Nietszche dijo: "Las religiones han tratado de matar el sexo pero no lo han conseguido, y ahora el sexo no está ni vivo ni muerto, sino envenenado".

La conciencia nos indica que no hay condena ni impedimento para que los amantes puedan sentir que vuelan hacia su cielo interior de placer y conciencia unidas, hacia un estado de profundidad espiritual a través del acto sexual.

¿Hasta dónde puedes llegar con el sexo?

"El sexo es sólo el principio, pero si te pierdes el principio no podrás ver el final" Osho

Previo a la unión sexual entre dos seres han sucedido antes varios fenómenos. Generalmente el primer paso es la atracción visual, (aunque ahora también el primer contacto pueda ser por internet y no verle la cara). La mayoría de las veces los ojos nos llevan a mirar aquello que comenzamos a desear. Junto con la vista, aparece una lluvia de hormonas y movimientos internos energéticos que nos sacan de la rutina habitual.

Nace la atracción energética. Adherido a ello le sigue el deseo. ¿El deseo de qué? En profundidad es el deseo de ser uno. Lo que Platón llamaba el recuerdo del andrógino, la vuelta a la unidad. En las hondas capas de nuestro ser lo que anhelamos es el origen primario, cuando no había dualidad sino la unidad original. El misterio.
Un misterio que ha dado tanto movimiento a lo largo de la Historia. Claro, no es tan simple. Lo que primeramente se puede unir es la atracción energética, luego la atracción física y por último la atracción de las almas. Es una trinidad de luz que no siempre se produce. Por ello da tanto dolor de cabeza encontrar a "la persona" que te complete.

Sanación sexual

El primer punto de inicio a saber es que ya somos completos. Ya tenemos una perfección adherida, una luz. Cuando esa luz interior está encendida podemos encontrar otra luz para que en la unión las fronteras de las llamas individuales se disuelvan creando una llama más potente y clara. Si la llama no se disuelve en la otra llama siempre quedará el ego. Y el nacimiento de lo que llamamos amor y conexión no se producirá. Hay que olvidar el ego para amar. Hay que dejar que la llama del alma irradie plenamente.

Has hecho diversas experiencias. En la actualidad, estar solo también es una elección individual. ¿Será porque no es tan fácil encontrar a la otra parte? ¿Será que la gente se cansa de buscar? ¿Será porque estando solo mantienes tu libertad? ¿Será que tus amantes y parejas te han dado experiencias de dolor? Pueden ser muchos factores. Pero,
¿dónde puedes llegar con el sexo? En última y más profunda instancia a la iluminación espiritual. A descubrir la unidad del espíritu que hay dentro tuyo con todo lo que existe. Toda la creación es un fenómeno sexual, de atracción de los polos en completa armonía, entonces cuando te sumerges en el océano de vida como una gota más, esa gota se disuelve en la conciencia universal. Ser uno con la vida, expandir la percepción, abrir el interior. Es una transformació n, una elevación a lo divino a través del instinto sexual. Has conducido tu motor hacia la ruta adecuada. ¿Y existe una ruta equivocada? Si. Cuando llevas tu energía sólo hacia el exterior, cuando sólo lo que haces es satisfacer un impulso y la atracción, no hay retroalimentació n, hay descarga y satisfacción con su consecuente desgaste pero no una transformació n energética ni espiritual. Este punto es lo que tenemos que enriquecer con técnicas y aplicaciones de sexo tántrico . Es como el diamante y el barro. La energía sexual es como una cerilla, un fósforo para encender el fuego interior. Cuanto más cerillas gastes, también se consumirá al tiempo el fuego interno, el deseo, la atracción. Luego de un tiempo con la misma persona, si no hay un trabajo energético-sexual- espiritual esta primera atracción se va diluyendo. Los cuerpos dejarán de atraerse. Es una ley energética: cuando algo llega a su máximo esplendor, se transforma en el opuesto. Perderás el gusto por la misma comida. Y si encima tu ritmo de vida es estresante, te cansa el cuerpo y no te alimentas bien, no fabricarás tanta energía sexual.

Puedes unirse la sexualidad y la espiritualidad: Sexo más meditación

¿Qué es lo sagrado? Todo lo que es un rito sagrado, es difuminar y convertir en magia las emociones del momento. No hay nada más importante y más poderoso que el momento. Cuando tenemos el "aquí te pillo, aquí te lo hago, y acabo en unos segundos", claramente muestras que a tu yo espiritual le falta mucho lustre. Tú no quieres tener un hombre así, ni tampoco quieres a una mujer así, no los quieres, porque lo que hace que el amor sea mágico no es el acto, sino la sacralidad que lleva al acto, porque todo ello es mente" Ramtha

La unión del sexo y la meditación aporta éxtasis. La fuerza de la vida con la fuerza de la conciencia. La generación de una corriente energética-existenci al que inunda el corazón y la piel. La meditación significa estar en el centro de uno mismo. Al anexar la meditación a la actividad sexual podemos decir que tenemos un gran barco (la energía sexual) con un excelente capitán (la conciencia). Y, de la misma forma que un navío necesita una guía para saber dónde llegar, nuestra energía sexual instintiva necesita la conducción que la meditación ofrece.

Meditar es divertido, es profundo, no ocupa lugar ni tiempo, es una actitud, es la relajación y detención de la mente con sus parloteos y resortes críticos, moralistas y represores. O incluso la mente lujuriosa también la detiene. La meditación deja que la experiencia del sexo tántrico sea una experiencia desnuda de cuerpo y de nuestro interior. Genera sensibilidad, amplifica el placer porque puedes sentirlo con más expansión interior, dota de poder y sutileza. Los amantes se vuelven dioses, de cuerpos y almas en unión. Es además, más divertido, más intenso y más ordenado. La meditación silencia el instinto ciego desbordado y que puede contigo. Tú te quedas relegado a un segundo plano cuando el instinto con su fuerza reproductiva te hace eyacular sin que quieras o no te deja tener un orgasmo real. La meditación amplía enormemente el tiempo de la experiencia sexual de la misma manera que amplía tu capacidad interna. No eres un simple animal que jadea unos minutos, se fricciona con otro cuerpo, dice cuatro o cinco palabras sin sentido y chaz! eyaculación y conclusión. Eso no es inteligente, es la misma copia que hace un perro o un caballo para reproducirse. Nuestra conciencia de hombres sabios nos desliga de lo puramente instintivo y animal.

Al inicio la fricción es similar, pero cuando empieza a calentarse tu motor sexual lo detienes como quien se detiene para subir una montaña. Miras el paisaje, te deleitas, tomas conciencia que tu mujer o tu hombre está allí, completamente desnuda para ti, con entrega, puedes besar, chupar, oler, mirar, tocar por todos lados, descubrir su universo en el cuerpo y lo que lleva a ponerse la piel de gallina, la sensibilidad erótica, el juego de la energía sexual. Disfrutas. Gozas. Sientes. Meditas. Cambias de postura. Te sientes en completa satisfacción. Y al meditar se inicia la elevación energética de la energía Kundalini, el motor psico-sexual que tienes en el primer chakra. Al subir este fuego ígneo comienzan a encenderse y potenciarse cada uno de los centros energéticos, tus chakras. Este es un punto clave a la hora del éxito en la fabricación del fuego amoroso entre los amantes, de lo contrario con el tiempo viene el fantasma de la rutina, la falta de deseo y la búsqueda de nuevas energías.

Meditar es estar plenamente en el presente, con los sentidos despiertos, alerta y con una receptividad abierta y activa. Meditar es abrir las fronteras de la mente. Es sentir el silencio como un amigo.

Tienes despertar, no estás con la conciencia dormida sino que con atención, creatividad y alegría. La gente que practica la sexualidad tántrica meditativa se ríe, es abierta, no tiene defensas psicológicas ni emocionales, se expresan, son dulces, simples, divertidos. La meditación sexual aporta buen humor, claridad, es un eje donde se mueve todo el círculo de tu existencia en concordancia con la vida. No tienes frenos ni cositas raras en tu cabeza, y sobre todo, te ayuda a saber quién eres detrás de toda máscara. ¡ Y eres puramente auténtico!


Lic Norberto Litvinoff
 


Los referentes más importantes en compra/venta de autos se juntaron:
Demotores y Yahoo!. Ahora comprar o vender tu auto es más fácil.
Visitá http://ar.autos.yahoo.com/



http://norberto.litvinoff.googlepages.com/terapiaonline
http://www.youtube.com/view_play_list?p=95B5388D71B6CB74



Seguí de cerca a la Selección Argentina de Rugby
en el Mundial de Francia 2007.
http://ar.sports.yahoo.com/mundialderugby