curandolaeyaculacionprecoz

launicamaneradesuperarlaeyaculacionprecoz

MANTAK CHIA, EXPERTO EN EL ARTE TAOÍSTA DEL AMOR

Publicado el 21 de Julio, 2007, 22:04. en General.
Comentar | Referencias (0)

Sin título Diseño de fondo MANTAK CHIA, EXPERTO EN EL ARTE TAOÍSTA DEL AMOR
"Todos somos multiorgásmicos"
Tengo 61 años. Nací y vivo en Tailandia. Soy ecologista, cristiano y taoísta, pero el taoísmo no es una religión sino una práctica. A los 6 años me retiré a un monasterio y he pasado la vida estudiando con los maestros taoístas vivos más importantes. Dirijo los centros de Tao Curativo del mundo. Doy un curso sobre el sistema del tao
Fuente: http://wwwd.lavanguardia.es/  IMA SANCHÍS - 12/10/2005

- ¿Hombres multiorgásmicos?

- A lo largo de más de 3.000 años los taoístas han desarrollado técnicas para alcanzar múltiples orgasmos retrasando, e incluso reteniendo, la eyaculación.

- Debe de ser complicadísimo.

- El orgasmo y la eyaculación son dos procesos físicos diferentes pese a que los occidentales los hayan equiparado. Alfred Kinsey, pionero de la investigación sexual, informó de descubrimientos similares en 1940; y después de que sus hipótesis hayan sido probadas repetidamente en laboratorio, la mayoría de los hombres sigue desconociendo su potencial multiorgásmico.

- ¿Un poco duros de mollera?

- Pues sí, la sexualidad masculina occidental sigue estando erróneamente centrada en el objetivo, inevitablemente decepcionante, de la eyaculación en lugar de en el proceso orgásmico de hacer el amor.

- Muy decepcionante no debe de ser...

- La eyaculación no es más que un espasmo muscular involuntario. Los taoístas eran médicos y descubrieron que la eyaculación agota la energía masculina, ese hecho está hoy reconocido por la medicina occidental. Lo realmente placentero y también saludable es el orgasmo, y no la eyaculación.

- El tao milenario buscaba a través de ciertas prácticas sexuales la inmortalidad.

- La energía sexual es uno de los tipos de energía bioeléctrica más obvios y poderosos. Las prácticas taoístas del amor y la salud están basadas en cultivar esa energía sexual y usarla para aumentar la energía general, la salud, creatividad, capacidad y alargar la vida.

- Trasládeme esas conclusiones al 2005.

- En estudios realizados en grupos de la tercera edad se ha confirmado que el sexo es un factor de vital importancia para conservar nuestra salud a largo plazo. No expulsar el semen y convertirse en un hombre multiorgásmico es multiplicar el placer propio, el de la pareja, la potencia y la salud.

- Adelante, cuente, cuente...

- Antes le aclararé una cosa: para los taoístas, el sexo está relacionado con la salud, no con la moralidad.

- Entiendo.

- Hay que aprender a sentir y mover la energía sexual. Y para controlar el ritmo de la excitación, y por tanto la eyaculación, hay que respirar lenta y profundamente.

- Hay que trabajar.

- Sí, pero cuando aprendes a controlar la eyaculación y mover la energía sexual por tu cuerpo, entras en otra dimensión del sexo y de las percepciones, sientes el orgasmo en cada centímetro de tu piel y hacer el amor te regenera en lugar de dejarte agotado.

- ¿El amante taoísta es más capaz de satisfacer a la mujer?

- Mucho más, el coito puede durar horas y hay técnicas para experimentar todo tipo de sensaciones. Puedes llegar a sentir tu energía sexual circulando por el cuerpo de tu compañera y la suya a través de ti, es una sensación increíble que puede dar como resultado una transformación de la conciencia. La sexualidad en Oriente estaba contemplada como parte del camino espiritual.

- Pues aquí o es pecado o es gimnasia...

- El contacto urgente y apasionado que muestra la mayoría de las películas, en el que la mujer está lubricada inmediatamente y se queda satisfecha tras unos breves minutos de coito, nos daría risa si no fuera porque induce a muchos hombres a imitar esa forma tan poco realista de hacer el amor.

- ¿Cómo hay que tratar a una mujer?

- El hombre debe abrir las tres puertas de la mujer y activar las tres aguas. La primera puerta es el clítoris, la segunda es el punto G y la tercera es el cuello del útero. El hombre debe conseguir que la mujer eyacule en las tres áreas preparándola para la penetración.

- ¿Y qué debe hacer la mujer?

- El arte de la mujer consiste en ayudar al hombre a controlar la eyaculación; para ello hay muchas prácticas, como los ejercicios con el huevo de jade que fortalecen el músculo vaginal, un placer intenso para el hombre y una fuente de salud para la mujer.

- No siga, dígame qué es lo esencial para convertir a un hombre en un buen amante.

- Al hombre le gusta el fuego y a la mujer el agua, pero si el hombre no calienta suficientemente el agua de la mujer, con caricias suaves en las tres puertas, y entra con su fuego a calentar el agua de forma impulsiva, no conseguirá que la mujer vibre y se entregue.

- Paciencia.

- Sí, paciencia, el secreto para aprender a disfrutar. Cuando consigues que la mujer tenga las tres eyaculaciones femeninas, entonces amor, dulzura y éxtasis ofrecen la posibilidad de un orgasmo tras otro. Pero hay algo muy importante que debo decirle.

- ¿. ..?

- Los antiguos taoístas no contemplaban el sexo sin amor. Es mucho más fácil practicar el arte taoísta del amor cuando se ama.

- Pero la pasión se acaba.

- Ése es otro tópico. Para los taoístas, el amor y el sexo son mejores a los 50, e incluso a los 60, que a los 20 años. Según el taoísmo, la atracción que sentimos depende de la fuerza de la carga yin-yang que hay entre nosotros. Una de las principales causas de la pérdida de polaridad a lo largo del tiempo es el sexo eyaculatorio, porque cuando el hombre eyacula descarga su energía yang.

- El cerebro también debe de influir.

- En realidad, el sexo comienza hasta 48 horas antes de hacer el amor, la energía y las emociones acumuladas te siguen hasta el dormitorio. Si te centras en la calidad del amor, la calidad del sexo mejorará y cuanto más placer des, más placer recibirás.

EL MAESTRO
Comenzó su aprendizaje de meditación a los 6 años de la mano de monjes budistas y, a medida que fue creciendo, se perfeccionó en las artes del taichi, aikido y yoga. Cuando todavía era un adolescente, el maestro taoísta más importante de la época, Yi Eng, se fijó en él y lo tomó como alumno; así fue pasando de un maestro a otro. Le transmitieron todos los conocimientos del sistema taoísta, aprendió el intercambio de la fuerza yin-yang entre hombre y mujer, así como la vieja y secreta técnica del ´cuerpo de acero´, que impide el envejecimiento del cuerpo. Ha publicado unos veinte libros, traducidos a 24 idiomas, y ha desarrollado el sistema del tao curativo. Del 27 de octubre al 3 de noviembre impartirá un curso en Barcelona (Cosmobiotical Institute).

Lic. Diana Resnicoff
Psicóloga clínica. Sexóloga clínica


Enlaces de Yahoo! Grupos




http://norberto.litvinoff.googlepages.com/terapiaonline
http://www.youtube.com/view_play_list?p=95B5388D71B6CB74


Preguntá. Respondé. Descubrí.
Todo lo que querías saber, y lo que ni imaginabas,
está en Yahoo! Respuestas (Beta).
¡Probalo ya!