curandolaeyaculacionprecoz

launicamaneradesuperarlaeyaculacionprecoz

20 de Mayo, 2007


Segunda parte Antidepresivos y Eyaculacion Precoz

Publicado el 20 de Mayo, 2007, 14:27. en General.
Comentar | Referencias (0)



Jorge Garaventa <consultorio@cpsnet.com.ar> escribió:
De: "Jorge Garaventa" <consultorio@cpsnet.com.ar>
A: "cyp" <clinicaypsicopatologia@elistas.net>
Fecha: Sat, 19 May 2007 12:30:53 -0300
Asunto: [clinicaypsicopatologia] Riesgos para menores de 24- Página 12

ADVERTENCIA EN EE.UU. SOBRE LOS ANTIDEPRESIVOS

Riesgos para menores de 24

El organismo de control de EE.UU. alertó que los antidepresivos aumentan el
riesgo de suicidio en personas de hasta 24 años.

La FDA ya había establecido el riesgo para chicos y adolescentes.
Imagen: Focus

Por Pedro Lipcovich

Los medicamentos antidepresivos incrementan el riesgo de suicidio, por lo
menos para las personas de hasta 24 años y en especial durante las primeros
meses del tratamiento: así lo estableció la FDA, autoridad sanitaria de
Estados Unidos, y dispuso que los fármacos de ese tipo deberán llevar, en
forma destacada, una advertencia que así lo indique. El organismo ya había
establecido una precaución similar para niños y adolescentes de hasta 18
años. La medida se aplica a todos los medicamentos antidepresivos, sin
excepción. El mismo organismo, no obstante, señaló que, en mayores de 65
años, los antidepresivos disminuirían el riesgo de suicidio y recordó que
"la depresión y otros desórdenes psiquiátricos serios constituyen en sí
mismos las causas más importantes de suicidio".

"La FDA (Drug & Food Administration) ha solicitado a los fabricantes de
todos los fármacos antidepresivos actualizar el ya existente black box de
sus productos para advertir acerca del riesgo incrementado de pensamientos y
conductas suicidas en adultos jóvenes de entre 18 y 24 años, durante los
primeros meses del tratamiento", anunció ese organismo, a cargo del control
de los productos farmacéuticos en Estados Unidos. El black box es un
recuadro destacado en el prospecto y expresa la más fuerte advertencia que
la FDA pueda imponer sobre un medicamento. El organismo destacó que la
advertencia debe aplicarse "a la totalidad de los medicamentos
antidepresivos".

La FDA puntualizó que los estudios a corto plazo no muestran hasta ahora ese
mismo riesgo para mayores de 24 y que, a partir de los 65 años, por el
contrario, "la toma de antidepresivos se traduce en una disminución del
riesgo de suicidio". Por lo demás, "la depresión y otros desórdenes
psiquiátricos serios constituyen en sí mismos las causas más importantes de
suicidio".

En 2005, luego de advertir sobre el riesgo de suicidio en niños y
adolescentes de hasta 18 años (ver recuadro), la FDA había emprendido una
revisión de 295 ensayos clínicos sobre antidepresivos, que abarcaban 77.000
pacientes "con desorden depresivo mayor y otros desórdenes psiquiátricos, a
fin de examinar el riesgo de suicidio en adultos a quienes se había
prescripto antidepresivos": como consecuencia, "el Comité Asesor en Drogas
Psicofarmacológicas de la FDA acordó que eran necesarios cambios en el
etiquetado a fin de informar acerca del riesgo incrementado de suicidio en
adultos jóvenes que usaban antidepresivos".

Para los pacientes y sus familiares, la FDA recomienda "nunca interrumpir
una medicación antidepresiva sin consultar primero a su proveedor de salud",
ya que "interrumpir repentinamente una medicación antidepresiva puede causar
otros síntomas". La entidad señala también que "los pacientes y sus familias
debieran considerar todas las opciones de tratamiento, no sólo el uso de
antidepresivos". Además, "los medicamentos antidepresivos tienen otros
efectos colaterales" y "pueden interactuar con otras medicinas".

Alberto Monchablón, vicepresidente de la Asociación Argentina de Psiquiatras
(AAP), consultado sobre la disposición de la FDA, sostuvo que "es al revés:
el riesgo de suicidio se incrementa cuando no se dan antidepresivos".

-¿Se equivoca la FDA, entonces? -preguntó Página/12.

-No puedo opinar sobre la FDA. Digo lo que yo creo y es que la gran mayoría
de la gente que se mata es porque no fue tratada o no tuvo suficiente
tratamiento con antidepresivos. Claro que el tratamiento debe ser integral,
incluyendo psicoterapia y psicoeducación familiar -contestó Monchablón.

-La FDA se basó en estudios sobre los primeros meses de tratamiento con
antidepresivos.

-Me parece bien tener prevenciones con cualquier antidepresivo. Pero si uno
va a meter miedo en el prospecto, se genera un conflicto con los
psiquiatras -afirmó Monchablón-. Si yo le tengo que dar un antidepresivo al
paciente y le están diciendo que hay riesgo de que se mate, me están
trasladando un problema. Yo no creo mucho en que el antidepresivo desinhiba
hasta el nivel de que uno se mate. Por supuesto, si uno receta un
antidepresivo, hay que controlarlo: ver al paciente, hacer control
telefónico, citar a la familia.

Para el vicepresidente de la AAP, "las regulaciones de la FDA están ligadas
a la cultura norteamericana, que no es la nuestra. Si uno lee el prospecto
de cualquier antidepresivo, se quiere morir por la cantidad de cosas que
dicen que puede producir. Pero esas complicaciones ridículas no aparecen
jamás. Además, los pacientes o los familiares se meten en Internet y vienen
a tomarle examen al médico. No me parece que el paciente deba tomarle examen
a uno: uno da examen en la facultad, ante sus pares".

En cambio, según el médico psicoanalista Sergio Rodríguez -consultor en la
entidad Psyché Anudamientos-, "es sabido que el momento más peligroso de una
depresión es cuando comienza la salida: entonces el que estaba bajoneado,
paralizado, empieza a sentirse con cierta fuerza, y, cuando le aparecen
ideas suicidas, puede disponerse a llevarlas a la práctica. Por eso es
esencial un seguimiento psicoterapéutico o, mejor, psicoanalítico. Cuando el
seguimiento es sólo por la vía de la medicación, se agudiza el riesgo".

Para Rodríguez, además "en la Argentina los antidepresivos se están usando
fuera de criterio, para cualquier cosa, a causa de la publicidad de los
laboratorios y de una cierta corruptela entre psiquiatras y médicos
generalistas a partir de las prebendas que ofrecen las empresas. Hay
situaciones donde, sí, corresponde usar un antidepresivo, pero son casos
particulares que hay que seguir muy de cerca".


El caso de los niños y adolescentes

Por Pedro Lipcovich

Desde 2005, la FDA dispuso advertir sobre riesgo de suicidio por la
administración de antidepresivos a niños y adolescentes de hasta 18 años.
"Análisis de corto plazo de nueve drogas antidepresivas (inhibidores de la
recaptación de la serotonina y otras) en chicos y adolescentes (24 ensayos
involucrando 4400 pacientes) revelaron un riesgo mayor de ideaciones o
conductas suicidas durante los primeros meses de tratamiento: el riesgo de
tales eventos en pacientes que recibían antidepresivos fue del cuatro por
ciento, duplicando el de quienes habían recibido placebos, que fue del dos
por ciento", según la FDA.

"El riesgo de suicidio fue más consistente en niños y adolescentes con
depresión mayor, pero también hubo signos de aumento del riesgo en otras
indicaciones, como el desorden obsesivo compulsivo y la ansiedad social",
señaló la FDA. Como los ensayos clínicos fueron de corto plazo, "se
desconoce si el riesgo de suicidio por uso de antidepresivos en pacientes
pediátricos se extiende más allá de los primeros meses de tratamiento".

En definitiva, "todos los pacientes pediátricos tratados con antidepresivos,
por cualquier indicación, deben ser observados de cerca en cuanto a
empeoramiento clínico, posibilidad de suicidio o cambios inusuales en la
conducta, especialmente durante los meses iniciales del tratamiento o en
caso de incremento o disminución en las dosis", previene la FDA.


--------------------------------------------------------------
Jorge Garaventa
jorgegaraventa@hotmail.com.ar
MSN jorgegaraventa@hotmail.com
www.jorgegaraventa.com.ar

En el 9º año del "Proyecto Listas y Foros en Internet"

Justicia por l@s jóvenes muert@s de Cromagnón
Denuncie la violencia doméstica contra la niñez y la mujer.
En Capital Federal TE 102 (niñez) y 0-800-666-8537 (mujer)
En Nación 0800-2222-800 (niñez)
Pregunte en su ciudad


-~--------------------------------------------------------------------~-
Consultas recomendadas:

* Analisis financieros: http://egrupos.net/hs/7
* Compra, venta y alquiler de casas: http://egrupos.net/hs/16
* Decoración: http://egrupos.net/hs/35
-~--------------------------------------------------------------------~-

-~--------------------------------------------------------------------~-
Artículos en venta o subasta:
* VENDO APTO (140.00 VEB)
-->> http://www.egrupos.net/artid/2508

* PARLANTES, CABLES (11.00 USD)
-->> http://www.egrupos.net/artid/2543
--~------------------------------------------------------------------~--

---------------------------------------------------------------------
Tu dirección de suscripción a este boletín es norpsico@yahoo.com.ar
Para darte de baja, envía un mensaje a
clinicaypsicopatologia-baja@eListas.net
Para obtener ayuda, visita http://www.eListas.net/lista/clinicaypsicopatologia



http://norberto.litvinoff.googlepages.com/terapiaonline
http://www.youtube.com/view_play_list?p=95B5388D71B6CB74


Preguntá. Respondé. Descubrí.
Todo lo que querías saber, y lo que ni imaginabas,
está en Yahoo! Respuestas (Beta).
Probalo ya!

No hay como el Medico para la Eyaculacion Precoz!!!!!!Toma antidepresivos y curate!!!

Publicado el 20 de Mayo, 2007, 14:26. en General.
Comentar | Referencias (0)

Investigación de The New York Times
 

Cómo los laboratorios influyen sobre los psiquiatras infantiles

 

Los que más dinero reciben de la industria son quienes más prescriben drogas

 
 
 
 
NUEVA YORK.- Cuando, después de haber cumplido 12 años, Anya Bailey desarrolló un trastorno de la alimentación, su madre la llevó a un psiquiatra de la Universidad de Minnesota, Estados Unidos, que le prescribió una poderosa droga antipsicótica llamada risperidona.

Creada para tratar la esquizofrenia, la risperidona no ha sido aprobada para el tratamiento de los trastornos de la alimentación, pero uno de sus efectos secundarios es aumentar el apetito y los médicos pueden prescribir una droga para otro fin que no sea el aprobado si lo consideran correcto.

Anya subió de peso con esta medicación, pero después de dos años desarrolló un trastorno muscular que afecta su espalda llamada distonía, que limita seriamente sus movimientos. Ahora, tras haber dejado la risperidona, Anya debe recibir periódicas inyecciones de toxina botulínica para desanudar los músculos de su espalda. Habitualmente despierta llorando de dolor.

Isabella Bailey, su mamá, dijo que no tenía idea de que los niños fueran especialmente susceptibles a los efectos secundarios de la risperidona. Tampoco sabía que la risperidona y otras drogas de la misma clase no contaban entonces con la aprobación para ser usadas en niños, o que los estudios clínicos utilizados para justificar su uso pediátrico culminan con no más de ocho niños tomando la medicación.

Igual de sorprendente, dijo la señora Bailey, fue enterarse de que el psiquiatra que supervisó el tratamiento de Anya recibió más de 7000 dólares entre 2003 y 2004 de Johnson &amp; Johnson, el fabricante de risperidona, como pago por conferencias que tenían como tema una de las drogas de esa compañía.

Médicos como el de Anya Bailey aseguran que el dinero que reciben de las compañías farmacéuticas no influye sobre lo que prescriben a sus pacientes. Pero en ninguna especialidad es tan cierto como lo es en psiquiatría que los crecientes pagos que reciben los psiquiatras coinciden con el creciente uso en niños de este relativamente nuevo grupo de drogas llamadas antipsicóticos atípicos.

Estas drogas que lideran el ranking de las más vendidas incluyen la risperidona, la quetiapina, la olanzapina, el aripiprazol y la ziprasidona, y actualmente son prescriptas a más de medio millón de niños en los Estados Unidos para ayudar a sus padres a manejar problemas de comportamiento, a pesar de sus riesgos y de que no han sido aprobadas para ser usadas en menores.

Un análisis realizado por el diario The New York Times de los registros de Minnesota, el único estado de los Estados Unidos que requiere notificaciones públicas de los pagos de los laboratorios a los médicos, constituye un raro documento de cómo las relaciones entre ambos se corresponden con el creciente uso de los antipsicóticos atípicos en niños.

Prescripciones en alza

Entre 2000 y 2005, los pagos de las farmacéuticas a los psiquiatras de Minnesota aumentaron más de seis veces, hasta alcanzar los 1,6 millones de dólares. Durante esos mismos años, las prescripciones de antipsicóticos a niños aumentaron nueve veces.

Aquellos psiquiatras que recibieron sumas más grandes de dinero fueron más propensos a prescribir con mayor frecuencia, muestran los datos. En promedio, los psiquiatras de Minnesota que recibieron al menos 5000 dólares de los fabricantes de antipsicóticos atípicos entre 2000 y 2005 prescribieron tres veces más estas drogas que sus colegas que recibieron menos dinero o nada.

Las farmacéuticas subvencionan a los tomadores de decisiones en todos los niveles de la atención de la salud. Pagan a los médicos que prescriben y recomiendan sus medicamentos, que enseñan a sus colegas sobre esas enfermedades, que realizan estudios y escriben las guías de tratamiento que los médicos suelen seguir a la hora de prescribir.

Pero hay estudios que ofrecen firmes evidencias de que los intereses financieros pueden afectar esas decisiones, aunque muchas veces las personas no lo sepan.

En Minnesota, los psiquiatras recibieron más dinero de las farmacéuticas entre 2000 y 2005 que los médicos de otras especialidades. Los pagos totales a cada uno de los psiquiatras van desde 51 a 689.000 dólares, con un promedio de 1750 dólares. Dado que los registros analizados son incompletos, estas estadísticas probablemente subestimen los ingresos anuales de los psiquiatras.

Estos pagos pueden alentar a los psiquiatras a utilizar los medicamentos de modos que puedan poner en peligro la salud de los pacientes, dijo el doctor Steven E. Hyman, presidente de la Universidad de Harvard y ex director del Instituto Nacional de Salud Mental de los Estados Unidos. El creciente uso de los antipsicóticos atípicos es el más problemático ejemplo de ello, agregó Hyman.

"Existe una ironía en que los psiquiatras les pidan a sus pacientes que piensen sobre lo que les sucede, cuando al mismo tiempo ellos no establecen conexiones sobre cómo el dinero está afectando nuestra profesión y está poniendo en riesgo a nuestro pacientes", dijo Hyman.

Por G. Harris, B. Carey y J. Roberts
De The New York Times


Indicaciones no aprobadas

  • NUEVA YORK (The New York Times).- Es ilegal que las farmacéuticas paguen a los médicos para que prescriban medicamentos. Las leyes federales (de los Estados Unidos) también les prohíben que promuevan las indicaciones de las drogas no aprobadas por las autoridades regulatorias en medicamentos. Pero los médicos son libres de prescribirlas para los usos que consideren adecuados y las compañías farmacéuticas puedan esquivar la prohibición de promover usos no autorizados al pagar a los médicos para que den conferencias en las cuales pueden discutir esos usos.


http://norberto.litvinoff.googlepages.com/terapiaonline
http://www.youtube.com/view_play_list?p=95B5388D71B6CB74


Preguntá. Respondé. Descubrí.
Todo lo que querías saber, y lo que ni imaginabas,
está en Yahoo! Respuestas (Beta).
¡Probalo ya!