curandolaeyaculacionprecoz

launicamaneradesuperarlaeyaculacionprecoz

¡¡Decime algo''?Palabras seductoras en la cama

Publicado el 29 de Septiembre, 2006, 17:25. en General.
Comentar | Referencias (0)

- ¿Alguna vez has tenido deseos de escuchar frases más fuertes y osadas de tu pareja mientras están en la intimidad?. ¿Has intentado cambiar de rol y tomar una actitud más dominante en el acto sexual, a través de las palabras? Si la respuesta es afirmativa, has experimentado la nueva tendencia sexual en el mundo: The dirty talk (las conversaciones sucias).
El dirty talk puede ser una experiencia muy entretenida para la mujer que se atreve a expresar todos esos pensamientos traviesos que navegan en su mente y que no tiene vergüenza de verbalizar todos sus placeres sexuales, incluso algunas féminas confiesan que gozan con los diálogos fuertes porque les permite encontrar su lado erótico.
Pero el dirty talk no es sólo es una conversación sucia, también es parte de un género literario utilizado en las novelas pornográficas para plasmar los diálogos que tienen los amantes y que ha servido para el estudio sicológico del pensamiento sexual, al transformarse en una auténtica fiesta sensual para los sentidos.
Adiós a la timidez
María Isabel tiene 27 años y cuenta que las conversaciones sucias con su pareja comenzaron cuando llevaban dos años de relación. "Un día fuimos a una fiesta y estábamos con algunas copas de más. Al llegar a la casa prendimos el televisor y pusimos el canal Playboy".
"Yo me envalentoné y le dije que nos dejáramos llevar por nuestros deseos más ocultos. Lo primero que se me ocurrió fue que él subiera un poco el tono de sus frases, deseaba, que al menos por unas horas, dejara de tratarme como su muñeca. Ahí comenzaron las palabras fuertes, quizás no eran las más correctas, pero sí las más excitantes para ese instante".
"No es algo usual, pero lo repetimos de vez en cuando. Si uno trata de buscarle una explicación, quizás no la encontraría, pero puede estar en la necesidad de cambiar de roles dentro de nuestras vidas y dejar de ser, por unos instantes, la mujer éticamente correcta que siempre nos inculcaron ser´´. Valentina tiene 30 años y confesó que en un principio le daba vergüenza decir cosas frente a quien ahora es su marido, pero asegura que cuando hay confianza se pierde la timidez. "Antes no dejaba que me tomara con fuerza, ahora me gusta y le digo que me lo haga sentir, no sólo física, sino verbalmente. Estamos más osados. La última vez le pedí que repitiera mi nombre hasta el final, mientras él solicitaba lo mismo".
Palabras que matan
En opinión del sexólogo, Eduardo Pino, es bastante común que las parejas se digan frases picaronas o sucias mientras tienen relaciones sexuales, pero aclaró que el tipo de mensajes que pronuncien dependerá del grado de cultura y del nivel socioeconómico al que pertenecen.
"El dirty talk se da porque cuando el hombre y la mujer se excitan quieren verbalizar ese tipo de sensaciones, a modo de establecer una comunicación intra coital para impresionar o estimular más a su pareja´´. En ese sentido, el doctor Pino, dijo que se trata de algo lícito porque para él, cualquier cosa que mejore la performance es aceptable.
Sin embargo, el profesional recalcó que esto no funciona en todos los casos y que incluso podría provocar un efecto contrario. "Las cifras señalan que sólo una de cada cinco personas se excita con las palabras sucias, ya que cualquier conversación que se mantenga durante el acto sexual deja en un segundo plano el placer que están sintiendo en ese momento, por eso la mayoría de las parejas prefiere un código no verbal´´.
Un fenómeno en aumento
Para el sicólogo de pareja, Gonzalo Cancino, el dirty talk es un fenómeno que ha ido en aumento y por ende, se ha transformado en una costumbre bastante común entre las personas.
El profesional precisó que practicar conversaciones sucias al mantener relaciones sexuales es bueno, siempre y cuando ambas partes estén de acuerdo. "Todo depende de cada pareja. Para algunos puede ser súper estimulante tener diálogos fuertes y para otros resulta un horror. Influyen mucho las creencias y la idiosincracia de cada uno".
Gonzalo Cancino señaló que no hay nada de malo en que las personas que lo miran como algo estimulante lo hagan, y que, en cambio, aquellas que lo encuentran medio pecaminoso, están en todo su derecho de no hacerlo.



Norberto Litvinoff
Lic en Psicologia//Lic en Sociologia-Sexologo
www.sexologicamente.com.ar
http://www.buenasiembra.com.ar
http://Norberto.Litvinoff.googlepages.com
Norberto.Litvinoff@gmail.com
<a href="skype:Norcham?call"><img src="http://mystatus.skype.com/bigclassic/Norcham" style="border: none;" width="182" height="44" alt="My status" /></a>
<br /><a href="http://www.skype.com/go/download">Get Skype</a> and call me for free.<br /><br


Preguntá. Respondé. Descubrí.
Todo lo que querías saber, y lo que ni imaginabas,
está en Yahoo! Respuestas (Beta).
Probalo ya!