curandolaeyaculacionprecoz

launicamaneradesuperarlaeyaculacionprecoz

Ke vas a hacer este fin de semana?

Publicado el 2 de Septiembre, 2006, 21:45. en General.
Comentar | Referencias (0)

FIN DE SEMANA TÁNTRICO - PREPARATIVOS
 Aunque es común que la pareja estable pierda la pasión, esto no tiene que ser así. En el Tantra, los compañeros ideales son aquellos que mantienen una relación establecida.
Para las prácticas tántricas, el vínculo existente en una pareja estable, la familiaridad y la intimidad que comparten, son elementos realmente fundamentales, pues facilita la comprensión del deseo del otro y la compenetración que busca el Tantra.
El Tantra se basa en el disfrute completo de una experiencia que no se limita a la experiencia sexual. Por eso, aunque como objetivo está alcanzar la liberación última de la conciencia, el Tantra hace que el nexo que existe en la pareja se profundice y que cada relación sexual abarque más que un simple contacto físico.
Quien realiza prácticas tántricas despierta todo su aparato sensorial y es capaz de sentir al mundo con una mayor intensidad y con más detalle. Así, el Fin de Semana Tántrico busca un verdadero despertar de la conciencia y aumentar la comunicación de pareja.
Cuando se experimenta el Tantra en toda su expresión, como en el Fin de Semana Tántrico, los miembros de la pareja son capaces no sólo de sentirse mejor en un nivel individual, sino que habrán fortalecido su vínculo, se sentirán más unidos y podrán disfrutar de la unión sexual con una gran pasión.
Este fin de semana hace que los sentidos se despierten, y si se hace cómo se debe, se recupera mucha frescura, se despiertan los sentidos y el mundo circundante será sólo una gran fuente de experiencias mágicas y espirituales. Eso sí, se recomienda que el fin de semana sea planeado en pareja y que juntos se comprometan a llevar la experiencia hasta las últimas consecuencias.
Como el fin de semana se compone de diversas prácticas que se deben realizar en tres días, iremos poco a poco y en esta oportunidad hablaremos únicamente de los preparativos.
Es cierto que por lo general, preferimos una relación sexual totalmente espontánea. Sin embargo, esta práctica tántrica no se opone a la naturalidad, pero exige que haya una preparación emocional y física para el momento culminante.
Como ya dijimos, deben empezar por planearlo todo juntos, pues es fundamental que exista una verdadera disposición por ambas partes. Es imperativo que los dos tomen vacaciones. Si tiene hijos, déjenlos en algún lado como con los abuelos o un vecino. La idea es que estén todo el fin de semana solos y sin ser molestados.
El teléfono deben desconectarlo y olvidarse de que existe la televisión. Si fuera posible se recomienda un cambio de ambiente, por lo que pueden rentar una cabaña o un cuarto de hotel por estos días. Pero de la misma manera, pueden quedarse en casa, y realizar el ritual ahí.
Después, es necesario que se prepare el sitio donde se encuentran para el ritual tántrico y de nuevo que lo hagan juntos. Se aconseja una limpieza general, pues la higiene es importante para que las energías fluyan debidamente.
No olviden conseguir velas para que la iluminación sea tenue y varios inciensos para aromatizar el ambiente. Asegúrense de tener alimentos de fácil preparación, como las frutas, los quesos, panes, nueces, dulces, vinos (que no debe tomarse en exceso) y jugos son ideales.
Por otro lado, el vestuario es importante. La mujer debe preocuparse por un maquillaje sensual, pero natural, y decorar sus encantos con joyas. Además, deberá conseguir ropa que despierte los instintos eróticos. Claro que no estamos hablando de ligas y tacones altos, puede ser un simple camisón de nylon que resalte las curvas naturales de tu cuerpo. En realidad, no importa ya sabrás lo que le gusta a tu compañero y lo que te hace sentir al mismo tiempo sexy y cómoda.
En el caso del hombre se recomienda que también busque ropa sensual y cómoda como pantalones de tela suave, sueltos que se amarran con cuerdas, camisa larga, suelta y fresca y también es bueno que se adorne con joyería.
Si no conoces el gusto de tu compañero en esta materia, es mejor que le preguntes para que no haya equivocaciones, y pídele a él que se vista como a tí más te gusta.
Por último, se necesitan unos juguetes sexuales, pero no nos referimos a esos aparatos que se han considerado juguetes sexuales, sino plumas, telas, guante de piel y cualquier otro objeto que creas que aumente la sensualidad del momento.
También, deberán conseguir una venda para los ojos. Esto es un requisito fundamental pues la idea es despertar los demás sentidos que en nuestra sociedad hemos ido perdiendo o al menos adormecido. Deben conseguir todo esto y prepararlo todo, así como saber los pasos a seguir, para que no se detengan en el transcurso del Fin de Semana a ver qué se hace.
Una vez que tengan bien estudiados los pasos del ritual y tengan todo preparado, podrán iniciar esta experiencia maravillosa que será inolvidable y los hará estar más cerca y descubrir sentimientos que no sabían que tenían. La próxima semana expondremos la siguiente etapa de este Fin de Semana Tántrico.
 
FIN DE SEMANA TÁNTRICO – DIA I
 
El fin de semana tántrico es un plan para que la pareja le dedique tiempo a su unión sexual y busque tanto la compenetración como la liberación.
Para iniciar este plan se requieren hacer varios preparativos que ya vimos anteriormente. Luego el viernes por la tarde lo primero que hay que hacer es relajarse y liberar tensiones. Así, mientras uno de los dos se dedica a preparar la habitación para el feliz encuentro, el otro puede irse bañando con agua aromatizada.
Luego, se cambian lo papeles, y entonces el que se estaba bañando termina de disponer todo en orden para que no hay interrupciones, mientras el que antes ordenaba ahora se baña. Una vez que esté todo listo y estén con la ropa cómoda, enciendan las velas, el incienso y apaguen la luz. Así, se inicia la aventura.
Para la cena, las cosas empezarán a cambiar pues tú le darás de comer a tu pareja, y él hará lo mismo contigo. En este momento, es importante que ambos recuerden que cada uno es dios y diosa respectivamente, por lo que cada uno se merece todo el amor del mundo. Por eso, en ese instante comuníquense mútuamente su amor.
Durante esta circunstancia el juego será fundamental. Si bien, la seriedad es necesaria pues también lo es la risa. Esto no es una obligación y se supone que los dos se sientan muy bien, disfruten y experimenten un verdadero regocijo.
Cuando hagan conversación, recuerda que no deben hablar de nada más que no sea sus sentimientos y el fin de semana como tal. No deben hablar de trabajo, ni de los hijos, ni de la suegra, o los estudios. Dedíquense sólo a la conversación íntima.
Seguidamente, pongan su música favorita y comiencen a bailar. Acerquen sus cuerpos, acaríciense y sientan la aproximación entre ambos.
Todo esto se hace con calma. No hay prisa, ni nada que los presione. Por eso, disfruten del momento y olvídense del tiempo. Ahora, se procede a apagar casi todas las velas, sólo unas cuantas deben quedar encendidas. Asegúrese de que no vayan a caerse y provocar un incendio.
Ahora, vayan a la cama. Una vez ahí y sin quitarse las ropas elegidas empiecen a acariciarse y a besarse mucho. Las caricias pueden ir aumentando su pasión y pueden acariciar los lugares más erógenos. Es importante que cada uno sepa que lo que está haciendo, es placentero para el otro. Por eso, deben indagar y preguntarse mútuamente si lo encuentra excitante, o si prefiere que lo toquen en otro lugar o con diferente intensidad.
Si se aproxima un orgasmo, detengan las caricias. Relájense, hablen de otra cosa, tranquilicen la respiración y reinicien el proceso.
Esto se realiza entre dos y cinco veces. Luego, estírense en la cama de frente. es decir viéndose uno al otro. El hombre debe colocarse sobre su lado izquierdo y la mujer sobre el lado derecho. Compartan un fuerte y prolongado abrazo. La respiración debe ser en tiempos opuestos. Esto quiere decir que mientras uno exhala el otro inhala.
Esta práctica debe mantenerse hasta que se hayan calmado, y la respiración haya vuelto a la normalidad. Sería ideal que se quedaran dormidos, mientras hacen esto. Pueden hablar y decirse palabras de amor o simplemente pueden contemplarse y en silencio disfrutar del momento.
Como vemos, en este día del fin de semana no debe permitirse que suceda un orgasmo, no en el caso del hombre ni en el caso de la mujer. De esta manera, la tensión sexual irá en aumento, los chakras se irán despertando, y además la atención no se dirige a un objetivo final, sino que se focaliza únicamente en estar cerca y compartir un momento verdaderamente íntimo y una experiencia sexual que vaya más allá del placer físico.
FIN DE SEMANA TÁNTRICO - DIA II
 
Para iniciar este plan se requieren hacer varios preparativos que ya vimos anteriormente. También, ya vimos las actividades que ocupan a la pareja el primer día del Fin de Semana Tántrico. Por lo que ahora seguiremos explicando lo que deben hacer los siguientes días.
El sábado cuando despierten, lo primero que deben hacer es desayunar para recuperar energía. Como ya hemos dicho, los alimentos deben ser frutas, dulces y en general, liviana como el yogur para que se sientan bien. No deben llenarse mucho, si no simplemente comer lo suficiente para eliminar la sensación de hambre.
Además, deberán alimentarse mútuamente para aumentar el vínculo y la confianza que tienen. Diviértanse y rían, disfruten del momento y no se apresuren y cuando conversen háganlo únicamente sobre el fin de semana y sus sentimientos.
Al terminar de comer y descansar un rato uno al lado del otro para hacer la digestión, uno debe vendarle los ojos al otro. La venda debe ser suficientemente oscura como para que no se pueda ver del todo a través de ella. Si esto ocurre, entonces se debe cerrar los ojos, además de tener la venda puesta.
El que no tiene los ojos vendados, debe guiar al que está vendado por toda la habitación, y ofrecerle diversos objetos para que los describa, según su percepción. También, sería recomendable que el que puede ver le pregunte al de los ojos vendados sobre estos objetos, para ayudarle en su descripción.
Después, hay que salir y guiar al que tiene los ojos vendados por los alrededores. Tómense del brazo y hay que dejar que el que no puede ver se detenga y toque flores, cercas, puertas y en fin cualquier cosa que los rodee.
Con este ejercicio se están potenciando los sentidos de la persona, pues al no poder utilizar sus ojos, depende por completo de los otros sentidos que por lo general están adormecidos. Además, se obliga a la persona vendada a confiar plenamente en el otro, pues éste se convierte en su guía. Así, la relación se irá fortaleciendo.
Después de que hayan pasado aproximadamente dos horas, hay que quitar la venda y regresar caminando a la casa o a la habitación, con tranquilidad y disfrutando del paisaje. Para que los logros del ejercicio anterior se mantengan, es importante que vayan comparando las percepciones de la persona que antes estaba vendada con la realidad.
Hay que pedirle además que siga describiendo los alrededores, ahora con las impresiones visuales incorporadas para mantener su atención y su estado de alerta, pero ya de una forma más relajada.
Al llegar a la casa, deben compartir el almuerzo, de nuevo dándose el alimento mútuamente.
Después de disfrutar de un momento agradable en el que les recordamos que deben relajarse, divertirse y compartir sentimientos, sin hablar de otra cosa que no sea el fin de semana, y una vez que hayan hecho la digestión, se debe realizar el mismo ejercicio de la mañana, sólo que ahora se deben intercambiar los papeles, y el que antes era guía, debe ser ahora vendado.
Cuando regresen, dispónganse a compartir de la cena de la misma manera que se ha venido haciendo, es decir dándose de comer uno al otro y con calma.
Después que hayan descansado y hayan digerido bien la cena, es momento de compartir juntos el baño. recuerden que el baño debe estar aromatizado con inciensos y debe estar sutilmente alumbrado por la suave luz de muchas velitas.
Durante el baño, báñense uno al otro, acaríciense y jueguen con el agua. Pueden pintarse el cuerpo y luego quitarse la pintura con jabón, lávense la espalda mútuamente, tóquense los pies, en fin descubran su cuerpo con la ayuda del agua. Luego, séquense suavemente uno al otro.
En este momento, vístanse con las ropas cómodas que han elegido para esto y procedan de la misma forma que el viernes en la noche sólo que de una manera más intensa. Excitense dos veces al menos y no se permitan continuar hasta el orgasmo, sino que deténganse y respiren. Luego, desnúdense mutua y lentamente. Disfruten de sus cuerpos y sientan toda su piel. Jueguen con las sensaciones y utilicen la pluma, la tela o el hielo para acariciarse sus cuerpos.
En este momento, es ideal que no hablen si no que se comuniquen con gestos, suspiros, miradas y en general con lenguaje corporal. Como ya se advirtió, no deben dejarse llevar hasta el orgasmo, ni deben llevar la unión sexual al ámbito de la penetración, es sólo un deleite externo. Una vez que se hayan detenido varias veces y hayan tenido que tranquilizarse varias veces, den por terminada la sesión de hoy, acuéstense sobre los costados y respiren en tiempos opuestos tal y como se hizo la noche del viernes y quédense dormidos mirándose uno al otro o incluso abrazados.
FIN DE SEMANA TÁNTRICO - DIA III
 
Esta vez concluiremos con este maravilloso fin de semana en el que verdaderamente la pareja se acerca y fortalece sus vínculos.
El día domingo empiecen por desayunar de la misma manera que lo ha hecho los demás días, es decir alimentándose uno a otro. Después de haber hecho la digestión, deben proceder a sentarse en la cama o en el piso, de manera que peguen las espaldas una contra otra.
Entonces, los dos deben decirse lo que más les gusta de su propia forma de ser, desde cualidades físicas hasta de su personalidad. En esta faceta del ejercicio lo más importante es la honestidad, no se vale mentir ni ocultar información. Luego, describan lo que más les gusta de su pareja, tanto físicamente como en el nivel de la personalidad o de la actitud. De nuevo, es fundamental la sinceridad.
En esta posición, la comunicación verdadera es más fácil, ya que se ha entrado en el aura del otro, y ese montón de emociones que se intuyen, no se verán entorpecidas por la intervención de la vista, es más esto hace que los sentimientos se perciban con más facilidad.
Seguidamente, deben ir a la cama o incluso en el mismo suelo y empiecen a acariciarse para despertar el deseo y la pasión. Cuando se vayan acercando al orgasmo, se deben detener y luego acostarse de manera que la cabeza de uno se encuentre al lado de los pies del otro. Los lados derechos deben tocarse.
Sus manos derechas deben colocarse sobre los genitales de cada uno, en posición de descanso y respiren en tiempos alternados. Cuando se hayan tranquilizado, empiecen el acercamiento erótico hasta que estén de nuevo cerca del orgasmo. En este momento, repitan el relajamiento anterior, solo que ahora los lados izquierdos deben tocarse, y las manos izquierdas son las que deben reposar sobre los genitales.
Después de haber repetido el ejercicio anterior al menos cuatro veces, y hayan descansado con sus lados izquierdos tocándose dos veces, y lo mismo de los lados derechos, procedan a vestirse con sus ropas más cómodas y vayan a dar una caminata.
Al regresar de la caminata, deben de alimentarse mútuamente como lo han venido haciendo.
Ahora tomen un placentero baño, sin olvidarse de colocar velas e inciensos, para que sea un momento realmente romántico. Jueguen y diviértanse bastante.
Séquense uno al otro y vístanse luego con sus ropas. Ahora, sí es necesario que vayan a la cama. El hombre deberá sentarse con las piernas cruzadas, sea en medio loto o en loto completo. Para poder sostenerse mejor, puede apoyar la espalda en la pared. La mujeres se debe sentar en los regazos del hombre y debe mirarlo directamente al rostro.
Las piernas de la mujer deben rodear al hombre por la espalda. Luego, inicien la respiración que ya saben hacer a tiempos opuestos. Pero ahora, se agregará la siguiente visualización.
El hombre debe observar directamente al ojo derecho de la mujer, sin dejar de hacer la respiración, así se sentirá una corriente de energía que saldrá del ojo de ella y entrará por el ojo izquierdo de él. Tal energía debe ser visualizada por el hombre y debe verla saliendo por su falo y entrando en la vagina de ella. De esta manera, se habrá formado un círculo cerrado de energía entre la pareja.
Una vez que se hayan cansado, relájense y quédense en la cama, uno al lado del otro compartiendo las sensaciones que experimentaron. Luego, comiencen de nuevo a excitarse hasta llegar al momento preorgásmico, sin permitirse continuar al siguiente estadio.
Para relajarse y regresar a la calma se debe repetir el ejercicio del círculo de energía que explicamos antes. Hagan este proceso, es decir la repetición del círculo de energía y la excitación hasta el momento preorgásmico, al menos unas cinco veces, sin dejar que haya penetración y sin permitirse alcanzar el orgasmo.
Después, relájense, camine juntos y dispónganse a cenar, de nuevo alimentándose uno al otro. Para este estado de alteración, han compartido momentos realmente íntimos, se han conocido mejor, sus respuestas sexuales han variado y han explorado nuevas sensaciones tanto eróticas como de percepción. Además, el relajamiento logrado será inigualable. Pero eso sí, en tres días se habrá creado una verdadera tensión sexual, pues en ningún día han llegado al clímax.
Al terminar la cena, y después de la digestión, tomen de nuevo un baño juntos. Acaríciense y jueguen con sus cuerpos, sin miedos o vergüenzas. Luego, séquense mútuamente, vístanse y vayan a la cama. Ahora, deben buscar la excitación otra vez, de nuevo sin dejarse llegar al orgasmo.
En el momento en que lo crean necesario, relájense, asuman la posición de loto como antes, hagan la respiración a tiempos opuestos y realicen la misma visualización. Seguidamente, repitan una vez más los juegos, las caricias, y los besos. Cuando se encuentren totalmente alterados, asuman la posición de loto, pero ahora si deberán realizar la unión completa, es decir la penetración. Una vez que se encuentren bien acoplados, deben mirarse a los ojos, iniciar la respiración de tiempos opuestos y la visualización. Conforme esto ocurre, ambos deben recordar que se encuentran en una unión de dioses, donde el hombre es un dios y la mujer es una diosa.
La sensación será maravillosa. Ahora, si no ocurriera un orgasmo no hay por qué preocuparse, pues la relación sexual tántrica no busca como último fin el orgasmo, por otro lado si tal ocurriera, también sería excelente.
La pareja que realice por completo este ejercicio, habrá adquirido mayor confianza y respeto en su relación, sus sentimientos se habrán profundizado y además sexualmente habrán descubierto un mundo de percepciones nuevas.
No obstante, es fundamental que todo haya sido con el consentimiento sincero de ambos y que hayan verdaderamente disfrutado de cada instante, ya no como un ejercicio sino como una forma de estar más cerca y de descubrir un mundo nuevo de sensualidad y experiencias energéticas profundas.


Norberto Litvinoff
Lic en Psicologia//Lic en Sociologia-Sexologo
www.sexologicamente.com.ar
http://www.buenasiembra.com.ar
http://Norberto.Litvinoff.googlepages.com
Norberto.Litvinoff@gmail.com
<a href="skype:Norcham?call"><img src="http://mystatus.skype.com/bigclassic/Norcham" style="border: none;" width="182" height="44" alt="My status" /></a>
<br /><a href="http://www.skype.com/go/download">Get Skype</a> and call me for free.<br /><br


Preguntá. Respondé. Descubrí.
Todo lo que querías saber, y lo que ni imaginabas,
está en Yahoo! Respuestas (Beta).
Probalo ya!