curandolaeyaculacionprecoz

launicamaneradesuperarlaeyaculacionprecoz

Ejercicios respiratorios para controlar la eyaculacion precox PRANAYAMA

Publicado el 3 de Mayo, 2006, 21:36. en General.
Comentar | Referencias (0)


PRANAYAMA

 

 


PRANAYAMA

 
"El pensamiento es el maestro de los sentidos, y el movimiento respiratorio es el maestro del pensamiento ...”
Dr. Serge Raynaud de la Ferrière Yug Yoga Yoghismo / 496
APARATO RESPIRATORIO DEL HOMBRE
La práctica de la Gimnasia Psicofísica implica especial atención a la respiración. Los movimientos respiratorios son sincronizados de forma natural con la actividad física, de manera que las extensiones del tronco o expansiones torácicas son acompañadas de inhalaciones, mientras que las flexiones de tronco o contracciones de la caja torácica corresponden a exhalaciones. Aunque se traten de movimientos naturales, el principiante debe vigilar constantemente hasta adquirir el hábito correspondiente.

 
El proceso respiratorio de la gimnasia implica también otros dos aspectos fundamentales, sobre los cuales dedicaremos especial atención:
·                 respiración nasal,
·                 respiración completa.
Posiciones del diafragma:
A) Pulmones llenos
B) Pulmones vacíos
En su libro "Ciencia Hindú- Yoghi de la Respiración", Ramacharaka menciona:
No debería ser necesario decir al estudiante que el método normal de respiración es el de inspirar y espirar el aire a través de las fosas nasales. Sin embargo, la ignorancia de este simple hecho, entre los nuevos civilizados, es sorprendente... Muchas enfermedades, a las cuales está sujeto el hombre moderno, indudablemente son ocasionadas por el hábito común de respirar por la boca. "
A continuación, tomamos de Sri Swami  Sivananda, uno de los más grandes Yoghis del Siglo XX y a uno de quienes dedica el S. Maestre el Yug Yoga Yoghismo, los siguientes párrafos de su libro CIENCIA DEL PRANAYAMA Pág.25 a 36.
Los pulmones
No será superfluo que dediquemos aquí algunas palabras a los pulmones y sus funciones inherentes.
Los órganos de la respiración consisten en dos pulmones, uno a cada lado de la cavidad torácica, y de los pasajes de aire que conducen a ellos.
Los pulmones son dos órganos blandos, esponjosos y muy elásticos, situados en la parte superior de la cavidad torácica, uno a la izquierda y otro a la derecha del corazón, los cuales junto con los grandes vasos sanguíneos y los grandes tubos conductores del aire están separados uno del otro.
Los pulmones contienen innumerables alvéolos o pequeños saquitos de aire. Si después de la muerte se los colocara en una vasija llena de agua, flotarían.
Los pulmones están cubiertos por una delicada membrana serosa llamada la pleura (1) la que contiene el líquido o fluido seroso que previene la fricción de los pulmones durante la respiración.
La pleura, formada por dos hojas: la visceral, íntimamente adherida a la superficie del pulmón y la hoja parietal en contacto directo con la pared torácica, las cuales hojas o membranas mantienen a los pulmones fijos en las paredes torácicas.
El pulmón derecho tiene tres lóbulos y el izquierdo dos. Cada pulmón tiene una base y un vértice.
Cada pulmón tiene la forma de una pirámide, cuyo vértice está dirigido hacia arriba y su base, ligeramente excavada, descansa sobre el diafragma: pared divisoria que los separa del abdomen. Por la inflamación de la citada base, se produce la neumonía. Cuando los vértices no logran suficiente provisión de oxígeno están afectados de consunción, lo que favorece la ploriferación de los bacilos de tuberculosis.
Mediante la practica de Kapalabhati y del Bhastrika Pranayama, como así mismo la respiración profunda, esos vértices logran abundante provisión de oxígeno evitando la tisis.
El Pranayama desarrolla los pulmones y da a quienes lo practican una vos poderosa, dulce y melodiosa.
Los pasajes de aire están constituidos por las fosas nasales, la faringe, la laringe -la cual contiene las cuerdas vocales-, la traquea, los bronquios y los bronquíolos.
Cuando respiramos, aspiramos el aire a través de la fosas nasales que después de haber pasado por la faringe y la laringe se introduce en la traquea, luego en los bronquios izquierdo y derecho, los que a su vez se subdividen en innumerables tubos pequeños llamados bronquíolos, los que terminan en diminutos saquillos de aire llamados alvéolos, que se cuentan por millones.
Si se extendieran los alvéolos sobre la superficie lisa, cubrirían una gran área.
El aire es conducido a los pulmones por la acción del diafragma (2).
(1) La pleura. - Cada pulmón está recubierto exteriormente, por una membrana serosa, la pleura, formada por dos hojas: la visceral, íntimamente adherida a la superficie del pulmón y la hoja parietal, en contacto directo con la pared torácica y el diafragma, siendo este contacto tan intimo y completo, que obliga a la pleura parietal a seguir cualquier movimiento, ejecutado por la pared torácica o el diafragma.
Entre las dos hojas se encuentra un espacio virtual, pues normalmente no existe cavidad, cuyas paredes lisas y formadas por la superficie interna de las hojas pleurales, está ligeramente humedecida por un liquido seroso, segregado por las mismas pleuras, cuya función consiste en facilitar el deslizamiento de los pulmones, durante los movimientos propios de la respiración. Los bordes de cada saco pleural se encuentran en el hilo del pulmón, donde deja un espacio libre, que es aprovechado por los grandes bronquios, vasos sanguíneos, etc. para penetrar en el pulmón. (nota del traductor).
(2) El diafragma es el músculo principal de la respiración. Afecta la forma de una cúpula, que separa la cavidad torácica de la cavidad abdominal, su borde se fija a la base de la caja torácica y de él parten las fibras musculares, que convergen hacia la parte céntrica y terminan en una aponeurosis en forma de hoja de trébol, llamada el centro frénico, que puede ser considerado como punto de apoyo. La concentración del diafragma hace poner rectilíneas a las fibras musculares, la convexidad disminuye, las viseras de la cavidad abdominal son presionadas y la pared abdominal empujada hacia delante; la cavidad torácica se agranda hacia abajo, aumentando por consiguiente su diámetro vertical; por otra parte, como las fibras del diafragma se insertan en el borde superior de las costillas y el punto fijo está en el centro frénico, su concentración lleva las costillas hacia arriba, hacia delante y hacia afuera, de lo cual resulta también el aumento del diámetro transversal y del antero-posterior; este ultimo por proyección del esternón hacia delante.
Como las hojas pleurales están íntimamente yuxtapuestas al músculo diafragma, sin interposición alguna de aire, el músculo las arrastra también en su movimiento y a su vez las pleuras arrastran a los pulmones. (Nota del Traductor).
La parte superior de la traquea se modifica y forma un órgano especial, la laringe, destinado a producir los sonidos vocales. Mediante las cuerdas vocales, ubicadas en la laringe, se producen esos sonidos. Y precisamente, cuando las cuerdas vocales se hallan afectadas por exceso de trabajo: el canto, las lecturas continuas, la vos deviene ronca. En las mujeres, las cuerdas vocales son mas cortas, por eso tienen la voz mas dulce y melodiosa.
El numero de respiraciones por minuto alcanza a 18; en la neumonía ese numero aumenta hasta 60, 70 u 80 por minuto.
En el caso del asma los bronquios actúan espasmódicamente y se contraen. Por ello la respiración se torna difícil.
El pranyama disipa esos espasmos bronquiales.
Por delante del orifico que comunica la faringe con la laringe, se encuentra una lamina fibrocartilaginosa, de forma triangular, con la base dirigida hacia arriba: la epiglotis, la que impide el paso de los alimentos o agua a los pasajes respiratorios, es decir, actúa como una válvula de seguridad. Cuando alguna partícula de alimento pasa a través de la epiglotis se produce tos y la misma es lanzada al exterior.
Los pulmones purifican la sangre (3).
Las arterias, son los vasos que conducen la sangre arterial, desde el corazón a todas las partes del cuerpo.
Las venas conducen desde todas las partes del cuerpo hasta el corazón la sangre venosa o impura.( 4)
(3) O sea aquella sangre que ha cedido a los tejidos sus elementos nutritivos. (N. Del Traductor.)
(4) Hematosis- La hematosis es el intercambio gaseoso que se efectúa en la superficie de los alvéolos pulmonares, entre el oxigeno del aire inspirado y el anhídrido carbónico de la sangre venosa, a su paso por dicha superficie alveolar; la hematosis tiene como resultado la transformación de la sangre venosa en sangre arterial.
La definición del proceso anterior indica, por consiguiente, que el aire modifica profundamente su composición durante su paso por los pulmones. Es así, en efecto, según se desprende de los análisis químicos practicados respectivamente en el aire que entra y en el aire que sale de los pulmones.
En cifras redondas, el aire atmosférico contiene en 100 litros
    Oxigeno .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. 21 litros
    Azoe.. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. 78.7 litros
    Anhídrido carbónico.. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. 0.03 - 0.04 litros
    El aire espirado contiene en 100 litros:
    Oxigeno.. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. 16 litros
    Azoe.. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .... .. 79.5 litros
    Anhídrido carbónico.. .. .. .. .. .. ... .. .. .. .. .. .. ..4.5 litros
se observa en resumen y siempre en cantidades aproximadas, que el aire al pasar por los pulmones ha perdido varios litros de oxigeno; en cambio ha tomado 4 litros de anhídrido carbónico, variando muy poco su cantidad de nitrógeno. (N. del Traductor).
El lado derecho del corazón contiene sangre venosa impura desde cuyo punto se va a los pulmones para su purificación (5). Al llegar a los pulmones la sangre se distribuye entre millones de alvéolos.
 
Al producirse la inhalación, el oxigeno del aire establece contacto con la sangre impura o venosa a través de las delgadas paredes de los capilares, que son tan finas como hilos de muselina.
(5) Circulación de la sangre en el corazón. - En los diferentes tiempos para cada revolución cardiaca, ocurren en el corazón y en la sangre que por él circula los siguientes fenómenos:
a) Por la aspiración que produce la dilatación del corazón, las dos aurículas se llenan de sangre simultáneamente: la aurícula derecha, con la sangre venosa que le traen de todo el cuerpo, las dos venas cavas y la vena coronaria y la aurícula izquierda, con la sangre arterial que las cuatro arterias pulmonares le traen del pulmón.
 
b) Las dos aurículas se contraen simultáneamente y la sangre procura salir por los orificios que tiene estas cavidades. Se produce el primer tiempo de una revolución cardiaca o sea la sístole auricular. Al contraerse la aurícula izquierda no puede producirse un reflujo de la sangre a los pulmones, por oponerse la presión sanguínea de las venas pulmonares. En cuanto al reflujo de la sangre de la aurícula derecha, tampoco puede producirse, por oponerse en la vena cava inferior y en la vena coronaria, las válvula que llevan sus orificios y en la vena cava superior, la gran presión que tiene en ella la sangre. Quedan los orificios aurículo-ventriculares, cuyas válvulas, colgando en la cavidad ventricular, se separan fácilmente y dejan pasar la sangre; la válvula tricúspide al ventrículo derecho, la mitral al ventrículo izquierdo.
 
c) Terminada la contracción de las aurículas y llenos los dos ventrículos, estos se contraen a su vez y simultáneamente, arrojando el derecho la sangre venosa a la arteria pulmonar, que la llevará a los pulmones y el izquierdo, la sangre arterial a la aorta, que por sus ramificaciones la distribuirá a todo el organismo. Al producirse la contracción de los ventrículos, las válvulas aurículo - ventriculares se cierran pasivamente, al ser empujadas hacia arriba por la misma sangre. (Nota del Traductor)
La sangre fluye con rapidez mientras que el oxigeno penetra a través de esas finas paredes capilares momento en el que tiene lugar cierta forma de combustión (6). La sangre toma oxigeno y despide el ácido carbónico, generado por los elementos gastados y las toxinas, las cuales fueron tomadas por la sangre de todas partes del cuerpo.
 
La sangre purificada es conducida por las cuatro venas pulmonares a la aurícula izquierda y desde allí al ventrículo izquierdo. Desde el ventrículo es impulsada a la mas grande arteria, la aorta. Desde la aorta pasa a las diferentes arterias del cuerpo.
 
Se estima que durante el día, atraviesan los capilares de los pulmones para ser purificadas, unas 35.000 pintas (Pinta: medida utilizada en Inglaterra que equivale a 47 centilitros), de sangre.
 
La sangre purificada corre por las arterias hasta los capilares, y desde allí la linfa baña y alimenta los tejidos del cuerpo.
La respiración de los tejidos tiene lugar en los propios tejidos, los que toman oxigeno y despiden el anhídrido carbónico. Las impurezas son conducidas por las venas hasta el lado derecho del corazón.
(6) Fisiología. - Respiración. - La respiración es una función de nutrición indispensable para el mantenimiento de la vida, tanto en el reino animal como en el reino vegetal.
El termino "respiración" significa intercambio gaseoso entre un organismo y el medio ambiente. Este intercambio consiste en la absorción y la fijación de oxigeno y la eliminación de anhídrido carbónico. El organismo animal es un receptor de la materia y de la energía que se encuentra en estado latente o potencial en las moléculas de los alimentos; cuando estos últimos son absorbidos, entran con la carga de energía, que les es propia, se incorporan al protoplasma celular, y son después quemados o combustionados en la intimidad de los tejidos, con desprendimiento de agua, anhídrido carbónico, urea, etc.; al producirse estas reacciones químicas, el protoplasma celular trasforma la energía química originaria, en cantidades equivalentes de energía calórica o de otras formas. Los alimentos representan el combustible, el oxigeno de la respiración es el comburente. Por ello, los fenómenos de la respiración fueron comparados por Lavoisier, con los fenómenos de la combustión; la madera que arde consume oxígeno, se oxida, elimina anhídrido carbónico y desprende o elimina calor. Lavoisier y los fisiólogos de su época, situaban los procesos de oxidación en el pulmón; posteriormente se comprueba que tal idea es errónea, demostrándose por una parte, que en realidad las combustiones se verifican en la intimidad de los tejidos y por otra, que el fenómeno que efectivamente se produce en el parénquima pulmonar, es la hematosis, o sea la transformación de la sangre venosa en arterial.-
El completo y verdadero conocimiento de la fisiología de la  respiración, permite distinguir dos procesos completamente diferentes que se producen uno a continuación del otro:
1°‑ El intercambio gaseoso entre la sangre circulante y el medio externo, o aire atmosférico proceso llamado respiración externa.
2°- El intercambio gaseoso entre la linfa intersticial y los elementos celulares de los tejidos, proceso llamado respiración interna. (N. Del Traductor)
Tomado de: CIENCIA DEL PRANAYAMA  por Sri Swami Sivananda página 25 a 36. Editorial Kier.
Enseñanza acerca del Pranayama textualmente tomada del Yug Yoga Yoghismo / 51 y 52

 
PRANAYAMA
PRANAYAMA es el cuarto elemento básico en las disciplinas de la Yoga. Es el control de la respiración a fin de poner en movimiento ciertas fuerzas internas las cuales establecen poco a poco un perfecto equilibrio en los chakras. Esta maestría respiratoria tiene como base dos grandes ejercicios:
a) el cáliz exterior en que se trata de parar la respiración después de haber extraído todo el aire de los pulmones contando hasta 8 durante la expiración, deteniéndose a contar mentalmente hasta 16 y luego, contando hasta 4 al aspirar.
b) el cáliz interior es el ejercicio de parar la respiración después de haber aspirado; la aspiración se hace pensando en cuatro sílabas, se para durante 16 y se expira contando hasta 8.
Los ejercicios del control de la respiración son numerosos, pero siempre peligrosos en la ejecución sin la conducción de una persona enterada. No solamente la cadencia no acostumbrada de la respiración puede producir desórdenes orgánicos, sino aun la concentración en los puntos sutiles expone siempre al principiante a complicaciones mentales.
Mis discípulos han practicado siempre durante tres meses cuando menos los ejercicios corrientes de cultura física antes de abordar cualquier ritmo respiratorio, aún tratándose de respiraciones muy elementales. Yo pido a los estudiantes seis meses de trabajo preparatorio para principiar verdaderamente las asanas con trabajo de pranificación, y nunca autorizo a los adeptos a principiar con el pranayama completo sin cumplir un año de practica de Yoga.
Todas las cosas son un compuesto de AKHASH y de PRANA (cuerpo vulgar y cuerpo sutil), el compuesto material y la fuerza creativa, el uno negativo el otro positivo, amalgama de célula visible que forma una materia cualquiera y la esencia vital. Es como decir: el físico y el espíritu.
Cuando absorbemos una alimentación tal como la ensalada, la hoja verde y visible es lo que producirá la materia para nuestro organismo, pero las vitaminas serán la fuente de energía suprafísica. Bebiendo un vaso de agua hay que pensar que el líquido (akhash) penetra en nuestro cuerpo en tanto que también dirigimos el pensamiento hacia la parte sutil (prana) a fin de hacer la absorción por medio de nuestros centros psíquicos, acumuladores de la energía vital. La falta de prana, produce la ausencia de energía, bien conocida de los deportistas y que no consiste en sentir el cansancio de una ascensión ruda, sino en lo que los corredores llaman en su argot: “piernas de franela” o sea esa fatiga que varios de nosotros hemos sentido después de largas excursiones sintiéndonos descargados e impotentes.
La energía vital, el principio activo, el elemento dinámico, es el prana. Como dice el gran filósofo belga Maeterlinck: “El misterio, el eterno y gran misterio es la vida”... sí, la vida, esta chispa divina del movimiento es el prana.
Existen medios para recuperar y aumentar este prana, esta energía, y uno de estos medios es ofrecido por el PRANAYAMA.
En general, la respiración rítmica se hace de la siguiente manera: sentándose bien recto, pero sin rigidez, con la columna vertebral en línea lo más vertical posible, el mentón un poco recogido y los hombros un poco hacia atrás y las manos puestas simplemente sobre las piernas, hay que principiar entonces a inhalar lentamente, contando hasta seis por ejemplo, sin esfuerzo y según sus propias posibilidades, reteniendo el aire en los pulmones contando hasta tres, y exhalar lentamente el aire por la nariz contando hasta seis, para enseguida contar hasta tres con los pulmones vacíos. Ya habituado se puede aumentar el tiempo poco a poco hasta 4, después 5, luego 6, 7, etc., y llegar después de un período de algunos años de práctica, hasta 60 o 70 o más; pero, aun cuando lo he practicado regularmente, no lo he aconsejado a nadie así. Este ejercicio es muy provechoso cuando está bien ejecutado, sin embargo, siempre me ha asombrado ver con qué atrevimiento los principiantes tragan el aire en sus pulmones sin jamás practicar un método preparatorio... Ciertas organizaciones ocultas aconsejan a sus "clientes" las retenciones de la respiración; contra ellas me he opuesto siempre por haber observado, particularmente en América, el mal ocasionado por estas prácticas, demasiado rápidas en la búsqueda de la obtención de poderes supranormales.
Hay que saber, sin embargo, que la regularidad del ritmo es mucho más importante que la duración del período. Para tener certidumbre en el empleo del tiempo, lo mejor es tomar el ritmo de la pulsación del corazón y veo prudente no dejar nunca pasar más de 15 pulsaciones como tiempo inicial. Hay que practicar hasta que se sienta la oscilación del ritmo cardíaco produciendo una vibración en todo el cuerpo. No hay que olvidar que la retención de la respiración reclama un aporte sanguíneo, en la envoltura pulmonar, es decir, que extrayendo la energía cardiaca se expone al corazón a cierta fatiga y es también predisponerlo a la taquicardia. Por otra parte, nos expondríamos así igualmente a heridas en los pulmones y a otras complicaciones de las vías respiratorias. Todo ello debe hacernos reflexionar en el delicado empleo del pranayama que, sin embargo, persiste como un ejercicio de gran valor cuando es ejecutado bajo la guía de un Maestro.
OM JÑÀPIKA SATYA GURÚ OM
Respetable Jñâpika Satya Gurú Dr. Pablo Elías Gómez Posse.


IMPORTANTE:
Recomendamos NUNCA hacer "Reply/Responder" sino SIEMPRE comenzar un correo nuevo para escribir a Medicina Bioenergetica. De esta forma no se repite el mensaje que ya fue enviado y en el caso que sea necesario se corrige el contenido del "Asunto/Subjet" o bien se puede dejar dos o tres líneas del mensaje anterior que identifique el contenido.
Rogamos no enviar publicidad a la lista y firmar los mails.
Gracias por su colaboración.
Moderador





Enlaces de Yahoo! Grupos




Norberto Litvinoff
Lic en Psicologia//Lic en Sociologia-Sexologo
www.sexologicamente.com.ar
http://www.buenasiembra.com.ar
http://Norberto.Litvinoff.googlepages.com
http://www.launion.com.ar/columnas/litvinoff/index.htm
http://eyaculacionprecoz.zoomblog.com
http://spaholistico.zoomblog.com/
http://spaces.msn.com/members/SEXUALIDADTANTRICA/
Norberto.Litvinoff@gmail.com

__________________________________________________
Correo Yahoo!
Espacio para todos tus mensajes, antivirus y antispam ¡gratis!
¡Abrí tu cuenta ya! - http://correo.yahoo.com.ar