curandolaeyaculacionprecoz

launicamaneradesuperarlaeyaculacionprecoz

17 de Abril, 2006


Mas sobre Tantra Sexual...el maithuna o acto propiamante dicho.-

Publicado el 17 de Abril, 2006, 18:40. en General.
Comentar | Referencias (0)

El Tantra es una de las pocas técnicas que permite prolongar las relaciones sexuales sin disminuir el placer ni la embriaguez.

Como comparte gran parte de sus principios con el yoga, el Tantra sigue algunos rituales a través de los cuales se puede conseguir una unión mágica con el otro, que implica una fusión física y espiritual tan potente que la intensidad de los orgasmos son multiplicados por diez y recorren todo el cuerpo. Por esta misma razón, el Tantra está muy unido al éxtasis.

¿Qué es el Tantra?
Es un conjunto de textos y ritos religiosos hinduistas en los que se explica la filosofía del ritual tántrico, que incluye la práctica del sexo consciente como camino para potenciar la sensibilidad humana y focalizar toda la energía en una satisfacción mutua.

Esto quiere decir, que es necesario disfrutar el sexo paso a paso, segundo a segundo, sin pensar en lo que vendrá: el orgasmo. Si sólo nos focalizamos en la obtención de este fin, no nos permitimos disfrutar el presente y lo que nos hace sentir.

Por eso, los tantristas más puros descartan la eyaculación, pues consideran que es un derroche de energía, por lo que una vez al mes es suficiente para hacerlo.

Sin embargo, llevar a cabo el sexo tántrico original significa tener tiempo para meditar, para aprender a respirar y sentir cada una de las sensaciones fisiológicas que nos provoca la relación. Esto, claramente, es algo muy difícil de conseguir en nuestra era actual, por lo que el sexo tántrico se ha ido acomodando a nuestros tiempos.

Sexo paso a paso
1.- Lo menos de orgasmos posibles
Éste es un principio básico del tantrismo puro. Para ellos lo mejor es pocos orgasmos y mucho sexo, para así acumular energía sexual.
Si consideras que esto es una exageración, al menos prueba dejando pasar algunos días teniendo relaciones pero sin orgasmo,para así aumentar el deseo. Ésta es la técnica ideal para aquellas parejas que han perdido un poco el interés sexual o que han caído en la rutina.

2.- El sexo se practica en el lugar adecuado
Es necesario convertir el dormitorio en un templo para el amor. Es decir, ilumina con velas blancas, pon muchas flores frescas y tengan a mano aceites y cremas ideales para los masajes. Ambienta también con música especial y prepara frutas y jugos refrescantes para los “intermedios”. Además, desconéctense del mundo y no permitan que nada los moleste.

3.- Aprendan a respirar
Olvídense de las palabras y los gritos. Aquí hay que concentrarse en la respiración, ésta es la que lleva el ritmo de la relación sexual.
Previo al acto mismo, siéntense frente a frente y comiencen a respirar en forma pausada y sincronizada. La idea es que él respire de tu aire y tú del suyo, es decir, cuando uno inhale, el otro debe exhalar. Esto deben hacerlo con los ojos cerrados, sintiendo la respiración por todo el cuerpo y dejando de lado todos los pensamientos. Sin darse cuenta, entrarán en un estado de meditación profundo.

4.- Las caricias son fundamentales
Luego de la respiración y la meditación, aplíquense aceites y masajéense mutuamente por todo el cuerpo, excluyendo los genitales y los pechos. Practiquen esto durante quince minutos y luego descansen. Después, acuéstense mirándose a los ojos, y sin tocarse bésense manteniendo el ritmo de la respiración.

5.- Que los besos recorran el cuerpo
Manteniendo el contacto visual, recorran con besos el cuerpo del otro. Esta vez está permitido todo el cuerpo y debe ser realizado con mucha ternura y suavidad.

6.- Penetración tántrica
Luego de haber realizado los pasos anteriores, se da pie a la penetración, la que en el caso del tantrismo es estática. El pene se queda inmóvil dentro de la vagina, mientras continúan las caricias. Permitan que sus propios órganos actúen por sí solos y lleven su propio ritmo. Esto debe durar aproximadamente media hora.

7.- Lo último, el orgasmo
Intenten posponer el orgasmo lo máximo posible, acudiendo a los ejercicios de respiración y a las caricias sutiles.
Luego de dos o tres horas de amor tántrico, sus cuerpos serán uno solo y habrán llegado al punto más alto de excitación. Sólo en ese momento podrán dejarse llevar por las sensaciones y disfrutar del orgasmo que esta vez les recorrerá desde los dedos hasta la cabeza en un placer inexplicable y glorioso.
Lic Norberto Litvinoff
UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES
 


Norberto Litvinoff
Lic en Psicologia//Lic en Sociologia-Sexologo
www.sexologicamente.com.ar
http://www.buenasiembra.com.ar
http://Norberto.Litvinoff.googlepages.com
http://www.launion.com.ar/columnas/litvinoff/index.htm
http://eyaculacionprecoz.zoomblog.com
http://spaholistico.zoomblog.com/
http://spaces.msn.com/members/SEXUALIDADTANTRICA/
Norberto.Litvinoff@gmail.com

__________________________________________________
Correo Yahoo!
Espacio para todos tus mensajes, antivirus y antispam ¡gratis!
¡Abrí tu cuenta ya! - http://correo.yahoo.com.ar


Tantra, el sexo meditativo

Publicado el 17 de Abril, 2006, 14:49. en General.
Comentar | Referencias (0)

 
Tantra, el Sexo Meditativo

DESPERTAR EL POTENCIAL

El Tantra es una herramienta, una alquimia de transformación humana.

Es un camino que conduce a la liberación. Primeramente empieza por el
cuerpo. El cuerpo físico es, para el Tantra, el inicio de la búsqueda
espiritual, es el templo dentro del cual el individuo juega el Juego de
la Vida (Lilah).

Comienza desde las raíces para poder conocer las alas. Muchos sistemas
de espiritualidad niegan el cuerpo, el deseo y el sexo. El Tantra
acepta el cuerpo como sagrado, el deseo como puente de trascendencia y el
sexo como fuente de placer, meditación y éxtasis espiritual.
Se comienza con el cuerpo, el sexo y sus funciones. El cuerpo necesita
atender varios aspectos para tener salud, para poseer mayor caudal
energético y así vibrar en armonía con el universo que es un gran cuerpo.

Es una corriente de pensamiento que busca la completa libertad y
realización del individuo en todos sus planos. Su origen es matriarcal, no
dogmático ni represor, ni sujeto a creencias sino que basa todo su
potencial de aprendizaje en la experiencia.

Hace énfasis en la facultad femenina de la vida y por ende no mutila ni
condena a la mujer como los sistemas patriarcales.

Etimológicamente, Tantra significa tejido para la expansión de la
consciencia, y para ello tiene múltiples técnicas en arte, ciencia, mística,
yoga, danza, respiraciones, masajes, espiritualidad, actitud y enfoque
maravillado de la vida. Su psicología es actuar, sentir y pensar desde
el alma, (atma), en paralela frecuencia con lo divino, el alma suprema,
(atman).

__________________________________________________
Correo Yahoo!
Espacio para todos tus mensajes, antivirus y antispam ¡gratis!
¡Abrí tu cuenta ya! - http://correo.yahoo.com.ar


] La sexualidad en el tantra (Parte IV & V)*

Publicado el 17 de Abril, 2006, 13:48. en General.
Comentar | Referencias (0)



La sexualidad en el tantra (Parte IV)*
 Tantra y Yantra
arte erótico hindúEl Yantra es la contrapartida visual del mantra. En el Tantra, “yantra“, designa un diagrama mágico-simbólico en dos o tres dimensiones, que va de un simple punto o del triángulo hasta el templo hindú, gigantesco complejo yántrico con propiedades ocultas.
Con el paso del tiempo, el Tantrismo ha hecho del yantra, una ciencia. Cada yantra es el soporte de un dinamismo, de una Shakti y su construcción obedece a reglas estrictas.
SIN MANTRA y/O YANTRA, ningún ritual tántrico sería concebible.
Hablemos de los yantras. Sea en un dibujo lineal o de una superficie, el triángulo determina un espacio, y una de las funciones del yantra es estructurar, organizar el espacio y, en el caso del triángulo, con la menor cantidad de trazos posibles. El triángulo, con la punta hacia abajo, de color rojo (aludiendo a las menstruaciones) , es el yantra de la Femineidad; simboliza y, más aún, materializa a Shakti, en tanto potencia creadora, matriz cósmica. En cambio, un triángulo, con la punta hacia arriba, de color blanco (como el esperma), representa a Shiva, el sustrato estático del Universo, el principio masculino.
Desde lo simbólico, el triángulo representa la tríada; si es isósceles, evoca la armonía, el equilibrio. Con la punta hacia abajo, representa también al agua y con la punta hacia arriba representa también al fuego.
En cuanto al punto, en el Tantra, es Todo. Primeramente, cada yantra se organiza y se estructura alrededor de un punto central, esté marcado o no. Evolutivo, el yantra se desarrolla a partir de un punto y en torno a él y se “lee”  desde ese punto (su centro) hacia la periferia o inversamente. El punto es el yantra más denso que se pueda concebir; es energía condensada al máximo.
El Tantra lo llama bindu, es decir, literalmente, el “espermatozoide” unido al óvulo; representa a Shakti y Shiva y TODO allí presente. Es el que focaliza toda la atención del practicante y a ello le sigue la mente, multiplicando la fuerza mental y psíquica.
El cuadrado es la base estática por excelencia, representa al elemento tierra; incluye los cuatro puntos cardinales y las cuatro dimensiones del tiempo-espacio. Tétrada, su cuadrado da dieciséis, número sagrado del Tantra.
En el Tantra, el cuadro es un recinto sagrado abierto al exterior en forma de T, que son otros tantos umbrales de iniciación.
Otros elementos característicos de los yantras son el círculo y el loto. El loto es la flor tántrica por excelencia y la mayoría de los yantras llevan pétalos de loto alrededor de una circunferencia. La flor encarna también a yoni, el principio femenino, la potencia creadora femenina por lo que en toda flor el tántrico percibe un torbellino de energía sutil. Esta energía sutil opera en el cuerpo del tántrico y éste la activa en los chakras (centros de energía); el Tantra las representa con yantras, con determinado número de pétalos. Las técnicas sexuales activan automáticamente estas energías. La importancia de las flores en los rituales tántricos se refleja en Puja (adoración ritual con flores).
 En cuanto al círculo, símbolo central de la ceremonia de Chakra Puja, expresa la evolución cíclica de la manifestación y es la forma cósmica por excelencia. Así, cada trazado elemental (punto, triángulo, cuadrado, círculo, flor) es un yantra en sí, pero, combinados, el Tantra forma conjuntos muy complejos en los que cada figura conserva su simbolismo propio pero cuya unión multiplica su potencia.
Cabe señalar que el yantra último, irreemplazable es el yantra-cuerpo. Con sus planos físico y psíquico, es considerado uno de los instrumentos más poderosos de transformación espiritual.
El cuerpo es el centro sagrado de todo ritual, de todo mantra, de toda ofrenda, de toda meditación, de toda liturgia; no existe otro lugar de peregrinaje ni morada de felicidad semejante al cuerpo. El mejor yantra es el propio cuerpo. 
 se ha tomado como base una recopilación de material bibliográfico relativo al tema, con sus textos incluidos, de Lía Rodríguez de la Vega, a quien se le agradece el rico material, que se irá publicando en partes, debido a su extensión.
Si desea conocer más acerca de este tema, puede consultar la siguiente bibliografía:
- Van Lysebeth, André; Tantra, el culto de lo Femenino, Editorial Urano, Barcelona, 1990.
- Calle, Ramiro A.; Tantra. La vía secreta del amor y la erótica mística, Editorial Sirio, Málaga, 1986.
- Varenne, Jean; El Tantrismo o la sexualidad sagrada, Editorial Kairós, Barcelona, 1985.
 
 
 
 
La sexualidad en el tantra (Parte V)*
  La erótica mística y el Método Carezza (de Occidente)
arte erótico hindúPara llegar a la Shakti, y a través de ella al Shiva Interior, el tantrismo pone en la práctica sus concepciones a través de las técnicas del Yoga, sin descartar ni mucho menos el bhakti Yoga o Yoga devocional y lo relacionado con el placer (Bhoga).
La vía tántrica llamada “del Valle”, es la más fácil, especialmente para el control de la eyaculación, porque este tipo de unión poco movida, está basada en la relajación física y mental. Abre, a pesar de lo que podría pensarse, un universo de sensaciones y experiencias desconocidas, da lugar a una plenitud más prolongada y logra la integración total de los dos seres, en cuerpo, mente y espíritu.
Es gracias a esta vía que el practicante tántrico llega a feminizar su experiencia de la sexualidad. Lejos de restringirse a la sexualidad genital, la experiencia tántrica tiende a desbordar progresivamente el ámbito de lo genital para difundirse en todo el cuerpo y cuando llega el orgasmo, éste implica todo su cuerpo y luego invade su ser.
El éxtasis se intensifica y se prolonga. Esto sucede porque el tántrico no se acopla a una vagina sino que se une al ser total, a la mujer física, psíquica y cósmica, es decir, a la encarnación de Shakti. Así, una vez el lingam unido a la yoni, Shiva participa en el deseo y en la emoción erótica de Shakti y, unido a Shakti, todo el cuerpo masculino se convierte en órgano sexual, no sólo el lingam como sucede en la unión ordinaria.
En esta vía, en prácticas como Maithuna, decimos que se trata de una experiencia divergente, en tanto no se centra en el área genital exclusivamente, a diferencia de la experiencia sexual masculina en occidente en que la experiencia es convergente en cuanto tiempo y espacio convergen hacia la zona genital.
Así, la llamada “Vía del Valle” permite una experiencia mucho más plena. Existe, en occidente, un régimen sexual que encuentra puntos de similitud y es el método Carezza.
Este método, fue inventado en 1844 por el norteamericano John Humphrey Noyes, fundador de la comunidad Oneida, quien lo denominó Carezza o “retención masculina”. En los EEUU se conoció con gran éxito, antes de la Primera Guerra Mundial.
El método permite todo excepto eyacular y si esto sucede, jamás debe suceder en la vagina. El orgasmo femenino es aceptado, salvo si compromete la retención masculina.
Una gran diferencia con el Tantra es que considera que eyaculación y orgasmo son la misma cosa, mientras que para el Tantra no sólo no son lo mismo sino que la eyaculación sabotea el orgasmo.
El método Carezza supone un amor profundo y el deseo de transponer la sexualidad a otro plano que el común, por parte de la pareja. Considera la unión sexual como una fiesta amorosa y la eyaculación como un incidente inoportuno y grosero, incluso antiestético, que mata por un tiempo el deseo de acercamiento a la mujer.
La unión de los sexos es aquí un intercambio, basado en el contacto humano más íntimo, que sólo se realiza plenamente cuando es prolongado y, aunque no sugiere ninguna posición en particular, aconseja evitar los movimientos rítmicos, prolongados y acelerados que llevan a la eyaculación.
Recomienda variar el ritmo, la amplitud y la duración de los movimientos y, en caso de inminencia eyaculatoria, inmovilizarse el tiempo necesario para que ésta desaparezca.
El método Carezza redescubre así un aspecto fundamental del Maithuna, el de los “intercambios pránicos magnéticos”, en cuanto los órganos sexuales están magnéticamente polarizados. Por eso, sostiene el método, hay que aprender a tocar a la amada de tal manera que esa corriente de electricidad vital recorra su cuerpo con un estremecimiento estático, mientras que la libera de su propia energía acumulada. De igual manera la mujer engendra fuerzas magnéticas que podrá desbordar en el hombre, satisfaciéndolo tan plenamente que todo sentimiento de pérdida será eliminado y se obtendrá la felicidad. El flujo e intercambio de estas energías conduce a un equilibrio total y a un reposo benéfico.
Con la práctica exitosa de este método, los órganos genitales quedan tan desmagnetizados como después de una eyaculación, mientras que emana una fuerza maravillosa de los amantes. Esto, marca diferencia de lo que sucede después de la eyaculación, en que luego de los primeros momentos de distensión agradable, sigue la sensación de haber sufrido una pérdida, de haberse debilitado.
Con el método Carezza, los amantes se separan gradualmente, con caricias y radiantes de amor. 
se ha tomado como base una recopilación de material bibliográfico relativo al tema, con sus textos incluidos, de Lía Rodríguez de la Vega, a quien se le agradece el rico material, pues sin su desinteresada colaboración estos artículos no hubieran sido posibles .
Si desea conocer más acerca de este tema, puede consultar la siguiente bibliografía:
- Van Lysebeth, André; Tantra, el culto de lo Femenino, Editorial Urano, Barcelona, 1990.
- Calle, Ramiro A.; Tantra. La vía secreta del amor y la erótica mística, Editorial Sirio, Málaga, 1986.
- Varenne, Jean; El Tantrismo o la sexualidad sagrada, Editorial Kairós, Barcelona, 1985.
__________________________________________________
Correo Yahoo!
Espacio para todos tus mensajes, antivirus y antispam ¡gratis!
¡Abrí tu cuenta ya! - http://correo.yahoo.com.ar




Norberto Litvinoff
Lic en Psicologia//Lic en Sociologia-Sexologo
www.sexologicamente.com.ar
http://www.buenasiembra.com.ar
http://Norberto.Litvinoff.googlepages.com
http://www.launion.com.ar/columnas/litvinoff/index.htm
http://eyaculacionprecoz.zoomblog.com
http://spaholistico.zoomblog.com/
http://spaces.msn.com/members/SEXUALIDADTANTRICA/
Norberto.Litvinoff@gmail.com

__________________________________________________
Correo Yahoo!
Espacio para todos tus mensajes, antivirus y antispam ¡gratis!
¡Abrí tu cuenta ya! - http://correo.yahoo.com.ar