curandolaeyaculacionprecoz

launicamaneradesuperarlaeyaculacionprecoz

disfunción eréctil y diabetes

Publicado el 8 de Abril, 2006, 19:41. en General.
Comentar | Referencias (0)

DISFUNCION ERECTIL Y DIABETES

¿Cómo se diagnostica la disfunción sexual?
Interrogatorio del paciente:

El conocer los antecedentes médicos y sexuales ayuda a definir el grado
y la índole de la disfunción. Los antecedentes médicos pueden revelar
enfermedades que la producen, en nuestro caso la diabetes constituye una
de las principales causas. Por una simple descripción de la actividad
sexual se puede distinguir si los problemas son con la erección, con la
eyaculación, con el orgasmo o con el deseo sexual.

El antecedente de uso de ciertos medicamentos de prescripción o drogas
ilegales puede sugerir una causa química. Los efectos de los
medicamentos son la causa de aproximadamente el 25 por ciento de los casos de
disfunción. La interrupción o la sustitución de ciertos medicamentos puede
a menudo aliviar el problema.

El examen físico:

La exploración física puede indicar que hay problemas sistémicos. Por
ejemplo, si el pene no reacciona según lo previsto al tacto, la causa
puede ser un problema del sistema nervioso. La anormalidad de las
características sexuales secundarias, por ejemplo la distribución del vello
pubiano, puede sugerir problemas hormonales, lo cual significaría que el
problema radica en el sistema endocrino. Un aneurisma en el abdomen
podría indicar que la causa es un problema circulatorio. Y ciertas
características raras del propio pene podrían sugerir el origen de la
disfunción, por ejemplo, la desviación del pene durante la erección puede ser
el resultado de la enfermedad de Peyronie.


Pruebas de laboratorio:

Son varias las pruebas de laboratorio que nos pueden ayudar a
diagnosticar la disfunción. Entre las pruebas para determinar enfermedades
sistémicas figuran el recuento sanguíneo, el análisis de orina, el perfil de
lípidos, la glucemia y las mediciones de creatinina y enzimas
hepáticas. En los casos de disminución del deseo sexual, la medición de la
testosterona en la sangre puede arrojar información sobre problemas del
sistema endocrino.

Otras pruebas:

El monitoreo de las erecciones que se producen durante el sueño
(tumescencia peneana nocturna) puede ayudar a descartar ciertas causas
psicológicas de disfunción eréctil. Los hombres sanos tienen erecciones
involuntarias durante el sueño. Si no se producen las erecciones nocturnas,
la causa de la disfunción probablemente sea física y no psicológica.

Examen psicosocial:

El examen psicosocial con ayuda de una entrevista y un cuestionario
revela factores psicológicos. También se puede entrevistar a la pareja del
hombre para determinar cuales son las expectativas y las percepciones
que se tienen durante la relación.

No obstante, tenga siempre presente que el termino salud hace
referencia a nuestro bienestar físico, psíquico y sexual. Consulte con su médico
quién estará para ayudarle y orientarle.

Tomado de: Artículo : Impotencia, Centro Coordinador Nacional de
Información sobre Enfermedades de los Riñones y las Vías Urinarias.



El tratamiento de la disfunción eréctil, depende de la causa que la
origine.

Puede tener causas orgánicas (Producida por enfermedades físicas 70% ),
psicológicas (10%) o mixtas (Orgánica y psicológica 20%).
Las enfermedades orgánicas más frecuentes son: las cardiovasculares, la
diabetes, la hipertensión, las lesiones o traumatismos de la columna
vertebral, la cirugía o radioterapia de tumores de próstata, colon,
vejiga; las enfermedades hormonales; el consumo de sustancias prohibidas, el
alcoholismo, el tabaquismo y algunos medicamentos para el tratamiento
de la hipertensión, la depresión y los antiulcerosos entre otros.

Factores de riesgo que se pueden modificar:

Evitar el alcoholismo, el tabaquismo y el consumo de sustancias
prohibidas.



Aprender a manejar los factores psicosociales: resolver los conflictos
de pareja; informarse y corregir prácticas sexuales, y tratar las
enfermedades psicológicas (ansiedad, depresión). Así como el entender los
cambios normales sexuales relacionados con la edad.

La suspensión o cambios de medicamentos por el médico tratante que
interfieren con el mecanismo de la erección (hipertensión, depresión).

Reemplazo hormonal indicado en los pacientes que tienen deficiencia de
testosterona u hormona testicular documentada por exámenes de
laboratorio. El uso auto-formulado puede causar enfermedades cardiovasculares o
acelerar un cáncer de próstata.


Tratamientos directos para la disfunción eréctil.

La decisión del tratamiento debe ser compartida con la pareja y
considerarse la seguridad, eficacia, patrones culturales, religiosos y
económicos.

La educación sexual: terapia psico-sexual y marital.

Los medicamentos orales cuando funciona son la terapia de primera
línea. Los hay centrales por que estimulan a nivel cerebral el centro del
sexo (Apomorfina).
Centrales y periféricos: llamados bloqueadores alfa adrenérgicos
(apomorfina, fentolamina), y periféricos que liberan óxido nítrico en los
cuerpos cavernosos del pene produciendo erecciones (Sildenafil, Tadalafil,
Vardenafil).

La terapia local o autoinyecciones en el pene (cuerpos cavernosos) de
un vasodilatador (Alprostadil), produce erecciones en 10 minutos.
Inicialmente se hace bajo supervisión médica.

Terapia transdérmica: aplicación de cremas vasodilatadoras en el pene,
de poca efectividad.
Terapia transuretral: gel que se instila por la uretra (Alprostadil).
Poca efectividad y alto costo.

Aparato de vacío o succión: es un dispositivo con presión negativa en
forma de tetero donde se introduce el pene para producir erección ya que
el aparato lleva sangre al pene. Esta se retiene dejando al final una
banda de caucho en la base del mismo.

Terapia quirúrgica vascular: es una cirugía arterial en la que realizan
puentes o bypass en las arterias del pene, así como se hace en el
corazón.

Cirugía venosa: se cierran los puntos venosos por donde se escapa
precozmente la sangre en los pacientes que no pueden sostener la erección.

Implante de prótesis peneanas: es la opción final y definitiva para los
pacientes que no logran mejorar con las terapias anteriores;
implantando dentro de los cuerpos cavernosos del pene dos cilindros de silicona
para recuperar la rigidez eréctil conservando la sensibilidad (orgasmo)
y la eyaculación. Es una cirugía ambulatoria que no requiere
hospitalización; poca incapacidad y reanudación normal de la vida sexual en
cuatro semanas.



__________________________________________________
Correo Yahoo!
Espacio para todos tus mensajes, antivirus y antispam ¡gratis!
¡Abrí tu cuenta ya! - http://correo.yahoo.com.ar