curandolaeyaculacionprecoz

launicamaneradesuperarlaeyaculacionprecoz

8 de Febrero, 2006


«A veces se confunde el 'buen sexo' con la adicción al sexo ...

Publicado el 8 de Febrero, 2006, 15:51. en General.
Comentar | Referencias (0)


06-02-06
 
Entrevista con la Escritora Nora Rodriguez: «A veces se confunde el 'buen sexo' con la adicción al sexo ...típico en las relaciones ilícitas»
 
 

 
 
 
- Dice el tópico que la mujer para ser infiel necesita un motivo, mientras que al hombre la basta una oportunidad. ¿Hasta qué punto es cierto?

- Una mujer no se levanta una mañana para decir «hoy seré amante». Generalmente hay algo emocional detrás que las lleva a ello. Una mala experiencia de pareja, soledad en el matrimonio, la sensación del «nido vacío» cuando los hijos se van. Ellos, por el contrario, pueden tener una amante sin que haya ningún problema con su pareja, por probar, por venganza, por tener algo diferente (no mejor), o sólo para demostrar su poder

- No obstante, si se sabe que son historias que casi siempre acaban mal ¿por qué mujeres formadas e independientes eligen como pareja a un hombre comprometido?

- Porque creen que el mito del amor perfecto existe. ¿Hay acaso algo más perfecto que aquello que se construye en la fantasía? La amante «se construye» a su hombre según sus necesidades. Lo que no sabe de él se lo puede inventar. Y es mucho lo que no sabe, al menos cómo es su «otra vida».

- Entonces, lo que más pesa en un idilio secreto, ¿son las razones biológicas, las psicológicas, o los fantasmas que arrastra cada cual?

- Las primeras, descartadas, por más que los hombres insistan en ello. Las psicológicas y los fantasmas de cada uno, sí son decisivos.

- Hablando de las idealizaciones que proyectan las amantes, escribe: «El problema es que cuando el príncipe vuelve con su mujer, regresa a su condición de sapo». ¿No es usted un poco «andrófoba»?

- Sólo soy una investigadora que intento desdramatizar. Pero si quiere le explico: la amante se siente una princesa cuando está con su amado, a quien luego odia cuando se va. Ella se siente una pobre mujer aunque lo disimule. Y cuando lo ve con la esposa, o lo imagina, no lo imagina príncipe, sino más bien sapo.

- De todas formas, también abundan las casadas que van por ahí besando sapos. A éstas, ¿las comprende más, las justifica, las absuelve?

- Es lo mismo. Lo que pasa es que los motivos de ellos y de ellas son diferentes porque además aún pervive una fuerte educación de género. Ellos más machos cuantas más mujeres; ellas, más ligeras.

- Un amante para reforzar la pareja, así se tituló una encuesta realizada entre 50 sexólogos italianos en 2000. ¿O sea que también existen infidelidades positivas?

- En ese sentido sí, para la pareja. No para la amante, que funciona como un paliativo.

- Según otro estudio, del 53% de los hombres que llegan a jurar a sus amantes que abandonarán a sus esposas, sólo el 1% llega a hacerlo. ¿Cómo opera la lógica masculina del 47% que ni siquiera se lo plantean?

- No se acercan por amor, generalmente se acercan por deseo, por placer, por gusto por lo prohibido. En el caso de ellas, sí que pueden dejar más fácilmente a sus parejas si creen que lo que sienten es amor.

- ¿Y esa incalificable lógica femenina que establece relaciones de dependencia y elige sufrirlas? ¿Será cierto, como decía Freud, que la mujer es masoquista por naturaleza?

- No, no es masoquismo, es educación. Fueron muchos siglos a nuestras espaldas donde se ha ensalzado a la mujer que dependía del hombre, y más si era bella y sumisa. ¿Siglos!

- Según Finkielkraut el hombre y la mujer nunca podrán entenderse, ¿sólo porque afrontan la pasión de diferente manera?

- Se ha comprobado que para que un hombre sienta celos de su mujer con otro hombre tiene que verla con éste en la cama. En el caso de la mujer, muere de celos sólo al ver que su pareja puede llegar a tener una conversación intimista con otra mujer.

- Según la prestigiosa psicoanalista Karen Horney «no todo lo que parece buena sexualidad lo es». ¿A qué se refiere?

- A que a veces se confunde el «buen sexo» con la adicción al sexo, típico en las relaciones ilícitas. A veces la adicción al sexo enmascara una profunda necesidad de cariño. Este no es sólo un tema que atañe a las amantes. A las esposas también les pasa.

- A su juicio, el amor verdadero, ¿empieza donde termina la idealización o es ahí donde acaba?

- Quizás lo primero, idealizar siempre es el mejor camino para la desilusión.

- Ya lo decía Borges: «No nos une el amor sino el espanto». ¿Se refería a los matrimonios terminales o a los amantes demasiado pasionales?

- Borges siempre se refiere en estos términos al miedo a la soledad, a mirarnos en el espejo y descubrir que tal vez somos sólo un sueño.

- La humorista Maitena añadió: «El verdadero problema de las mujeres es que han sido educada afectivamente por Hollywood». ¿Qué se puede hacer contra eso?

- Poner los pies sobre la tierra. No hay un hombre que complete, ni un sexo mágico que salga bien a la primera con sólo mirarse a los ojos, ni un amor que sea por obra del destino y no haya que hacer nada más.

- Entre miles de femmes fatales, Hollywood también ha mitificado a la amante posesivo-destructiva estilo Atracción fatal. Si el «malo» es Michael Douglas, ¿la «buena» es Glen Close ?

- Las femmes fatales de ahora no son tan destructivas.

- La película de Camilla Parker parece haber acabado bien. ¿También acabó «bien» la de Mónica Lewinsky?

- A Camila hay que darle el premio a la paciencia, pero ello no significa que la gente la acepte. Ella será por siempre la ex amante de Carlos. Mónica Lewinsky no persistió, el propio ex presidente de los EEUU se preocupó en decir que para él no era sexo lo que había practicado con ella, que entre ambos no hubo nada importante. Carlos en cambio la ha defendido hasta último momento.

- Su libro dedica capítulo aparte a las «abnegadas esposas» que conocen las infidelidades de sus maridos y las consienten. ¿Por amor, por comodidad, o también por puro cálculo?

- De todo un poco...

- Entonces, «El riesgo de perdonar», ¿es mayor para las amantes que para las esposas?

- El perdón es un riesgo para cualquiera, porque si sale mal el dolor es mayor. Hay que aprender a perdonar por uno mismo, para liberarse de fantasmas más que por el otro.

- Más allá del perdón, estudia hasta casos en que la esposa y la amante pactan para que su hombre no caiga en brazos de una tercera. Definitivamente, ¿ están locas las mujeres?

- Es posesión, pura posesión.

- Propone 25 reflexiones para no tener una relación dependiente. ¿Cuáles serían las tres esenciales?

- No aislarse de los demás. Luchar contra el miedo al abandono. El amor verdadero está basado en la realidad.

- Y usted, después de todo esto, ¿aceptaría formar parte de un Club de las primeras esposas?

- ¿Jamás! Las primeras esposas juntas suelen planear alguna que otra venganza, y eso no conduce a nada. Lo mejor es ser una misma y liberarse pese a quien le pese.


 

 




Norberto Litvinoff
Lic en Psicologia//Lic en Sociologia-Sexologo
www.sexologicamente.com.ar
http://www.buenasiembra.com.ar
http://www.buenasiembra.net
http://www.launion.com.ar/columnas/litvinoff/index.htm
http://eyaculacionprecoz.zoomblog.com
http://spaholistico.zoomblog.com/
http://spaces.msn.com/members/SEXUALIDADTANTRICA/
Norberto.Litvinoff@gmail.com


1GB gratis, Antivirus y Antispam
Correo Yahoo!, el mejor correo web del mundo
Abrí tu cuenta aquí