curandolaeyaculacionprecoz

launicamaneradesuperarlaeyaculacionprecoz

HAZ EL AMOR Y NO CONTAMINES

Publicado el 6 de Febrero, 2006, 14:48. en General.
Comentar | Referencias (0)

Haz el amor y no contamines
No sólo con ducharse en lugar de bañarse o ir en bicicleta al trabajo en lugar de en coche se compromete uno con el cuidado del medio ambiente. La organización ecologista Greenpeace ha ido más allá en sus recomendaciones, tanto que ha llegado a los mismísimos juegos de alcoba: Cómo hacer el amor y no contaminar.
Era la flower generation, la de los hippies de los años sesenta que hacían frente a la injustificable e inacabable guerra de Vietnam; la que encerró en el grito de «haz el amor y no la guerra» todo un pensamiento social y político, sustentado en el paso del tiempo, y reciclado décadas después, por el moderno de «sexo, paz y amor». Ahora, Greenpeace viene a proponernos una vuelta de tuerca más a esa filosofía, pero acorde a los tiempos que corren, una especie de «haz el amor y no contamines», que el cambio climático es cosa de todos y todas.
«¿Usted se pregunta qué más puede hacer para ayudar al planeta? Va al trabajo en bicicleta, come alimentos ecológicos, pero quiere hacer más». Pues bien, Greenpeace tiene la solución. Y ha dado con ella examinando «uno de los pasatiempos preferidos del género humano» ­que no seguramente al que más tiempo dedicamos en nuestra vida­, lo que les ha llevado a percatarse de que «la pasión puede ser una diferencia para con el medio ambiente». ¿Cómo? Esta organización ecologista ha ideado todo un decálogo para que uno o una «pueda ser una bomba en la cama sin tener un planeta nuclear». Quizá sea un mensaje demasiado ambicioso, pero ahí va este nuevo «haz el amor y...
 
1. Apague las luces. Todos tenemos que aportar algo para parar el cambio climático, reducir la energía y tener un mejor rendimiento energético. Es una parte importante para cambiar nuestra «cultura de energía». Si usted desea ver a su pareja o lo que hace, tenga sexo durante el día.
 
2. ¿Pasión por la fruta? Si normalmente utiliza productos para conseguir que su sangre hierva, asegúrese de que están libres de transgénicos. Aún no hay suficientes estudios sobre alimentos transgénicos cómo para saber cuáles serán sus efectos en nuestra dieta, deje los efectos sólo para utilizarlos en actividades más íntimas.
 
3. Las ostras y otros crustáceos pueden ser afrodisíacos potentes, pero nuestros océanos están siendo destruidos. En su lugar, puede apoyar las operaciones de comunidades sostenibles para la reforestación en el Amazonas eligiendo dos populares bebidas de hierbas y de frutas: guaraná y caju, para tener una conciencia más limpia y justa. El sexólogo Andrés Flores Colombino, miembro de la Asociación Mundial de Sexología, afirmó a este respecto: «Si se otorga un carácter afrodisíaco a un alimento, lo es». Recuerde que el verdadero secreto de la cocina afrodisíaca está en el terreno de la fantasía. El éxito dependerá de la atmósfera y el clima, y, sobre todo, de preparar el menú en pareja. Corresponsabilidad en el hogar.
 
4. ¿Es su jardín un lugar seguro para hacerlo? Olvidándose de los vecinos molestos... ¿está utilizando pesticidas, fertilizantes y productos químicos en su césped o jardín? ¿Quiere usted realmente poner su trasero desnudo encima de hierbajos asesinos?
 
5. ¡Olvídese de los lubricantes basados en combustibles fósiles como la vaselina! Lo que no ofrece Greenpeace es una alternativa.
 
6. ¿Estás pensando en algo más que pasártelo bien? Pues renuncia a peligrosos accesorios fabricados con PVC cuando se puede tener lo mismo con sustancias naturales como caucho y corcho. La producción del PVC crea y lanza uno de los productos químicos más tóxicos, la dioxina. El uso del PVC en juguetes y productos para niños pequeños ya está prohibido en muchos países.
 
7. Ayudar al planeta puede ser algo muy excitante. Enjabonarse juntos en la ducha o en el baño para ahorrar agua fomenta la pasión y ayuda al planeta. Más de mil millones de personas no tienen acceso al agua limpia, el agua es un lujo, y debe ser compartida con alguien. Por cierto, si se usa preservativo en esas circunstancias, los sexólogos recomiendan introducir el pene en la vagina nada más poner el condón, sin dejarlo mucho tiempo en contacto con el agua. De todos modos, incluso compartir la ducha sin tener una relación sexual es una valiosa oportunidad de diálogo corporal.
 
8. Ojo con tu cama: asegúrate de que su madera tiene el sello FSC, que es madera certificada.
 
9. Los juegos de disfraces con su pareja pueden ser una diversión mientras ambos consientan y se sientan cómodos con los límites. Si usted y su pareja desean disfrazarse para jugar a «George Bush y la Corporación Americana en la Cumbre de la Tierra» u otros juegos del estilo, convenga de antemano hasta dónde van a llegar con estos juegos. Y recuerde que los juegos, como las fantasías, no son reales.
 
10. Haga el amor y no la guerra, es la última recomendación. Y un consejo para los varones: un reciente estudio, de ésos de andar por casa, aseguraba que los hombres que limpian y planchan son más atractivos para las mujeres.
 
 
 
GASTEIZ
 
 
 
Los animales lo hacen más y mejor
GARA
GASTEIZ
Entre los animales, la prostitución existe. El primer orgasmo que se conoció fue el de la vaca, pero todos los tienen, hasta el caracol. Los jabalíes, primero se besan en la boca. Los mejores padres, los cocodrilos. También hay homosexuales que adoptan.
Pilar Cristóbal, antropóloga y sexóloga, incondicional en programas de sexualidad en medios de co- municación, lleva toda la vida investigando la vida de los animales.
Desde niña pasaba largas temporadas en el campo en casa de su abuela y asegura que todo lo que sabe de sexo se lo enseñaron los animales. Ha investigado en los libros, en los documentales y ha comprobado en el mismo continente africano las experiencias del mundo animal.
‘‘También los jabalíes se besan en la boca, y otras curiosidades sexuales del reino animal’’, es su octavo libro de ensayo, publicado el año pasado, y de gran éxito.
La sexóloga recalca que su intención no es comparar la sexualidad humana y la del mundo animal. Pero en sus investigaciones se ha encontrado que los animales «hacen de todo, mejor y más que los humanos».
El ansia de sobrevivir está grabada a fuego en todos los seres vivos y genera unas leyes. En las especies en que los machos son muy agresivos, hasta llegar a matar a las crías, las hembras toman dos caminos, o eliminarlos casi por completo ­como en algunas especies de peces que carecen prácticamente de machos­ al no permitir su re- producción, o bien se buscan un protector que ahuyente al violento, como hacen las leonas, las elefantas, la foca monje o la foca elefante.
En el caso de estas grandes focas, los machos llegan primero al territorio y se pelean entre ellos. Cuando van llegando las hembras, el macho fuerte las recoge y las lleva hasta el comitorio.
Las hembras se van con el primero que llega porque, si no, los demás machos las matan. Son tan agresivos que llegan a matar a la hembra antes de reproducirse, lo cual es una salvajada. Eso pasa también con las cabras.
Las tigresas usan al macho sólo para la reproducción y luego se van, sus zarpazos son sonados después de la cópula ­quizá de ahí venga lo del apelativo de «tigresa»­, aunque puede volver a mostrarse atenta de nuevo al poco rato. Esas cópulas duran segundos.
Por el contrario, los rinocerontes emplean hora y media en el acto central del apareamiento y sus embestidas son de antología. Pero el ideal de cualquier hombre sería ser león. Están todo el día relajados al sol, cuidándose la melena, y se hacen servir la comida, explica la antropóloga.
Pero es el bonobo el paradigma del sexo sin complejos. Esta especie diferenciada del chimpancé ha adoptado el sexo como medio de relación social. Las hembras se masturban entre sí por diversión; hay parejas de machos homosexuales, abiertas al sexo ocasional con hembras, que adoptan crías huérfanas o colaboran en la crianza con los grupos matriarcales; las disputas jerárquicas entre machos a menudo acaban en un vis a vis cariñosón; los cachorros participan de los juegos eróticos de sus mayores...
También hay espacio en la sexualidad animal para el onanismo. Está documentado en felinos, cánidos, roedores y en todos aquellos animales flexibles capaces de doblarse sobre sí mismos. Los rumiantes, con el espinazo rígido, se apañan como pueden. Algunos ciervos se excitan rozando la cornamenta contra la hierba; los burros arrastran el pene contra el suelo, y así muchas otras especies.
También el sexo puede ser una operación de alto riesgo. Existe el canibalismo, con la mantis religiosa ­se come al macho una vez fecundada­ como exponente más conocido, pero no único. También la violencia post-coital: más le vale al tigre salir corriendo tras la monta si no quiere perder un ojo del zarpazo que, casi con seguridad, le lanzará su antes sumisa compañera. Y abunda la violación, individual ­la abejaruca africana corre serio peligro si se aventura fuera del nido­ y colectiva ­los ánsares nivales acorralan entre varios a una hembra y la violan por turno­.
Pero los hay también simpáticos como los chimpancés, que cuando la hembra entra en celo emite un olor que se percibe a cientos de metros y todos los machos de los alrededores vienen, se colocan en fila y esperan su turno; y los hay fieles, como los albatros, los cuales se emparejan para toda la vida y si uno de los dos muere el otro no rehace su vida ni se vuelve a emparejar. -
--


Norberto Litvinoff
Lic en Psicologia//Lic en Sociologia-Sexologo
www.sexologicamente.com.ar
http://www.buenasiembra.com.ar
http://www.buenasiembra.net
http://www.launion.com.ar/columnas/litvinoff/index.htm
http://eyaculacionprecoz.zoomblog.com
http://spaholistico.zoomblog.com/
http://spaces.msn.com/members/SEXUALIDADTANTRICA/
Norberto.Litvinoff@gmail.com


1GB gratis, Antivirus y Antispam
Correo Yahoo!, el mejor correo web del mundo
Abrí tu cuenta aquí