curandolaeyaculacionprecoz

launicamaneradesuperarlaeyaculacionprecoz

El poco deseo femenino se resuelve de a dos

Publicado el 20 de Enero, 2006, 17:42. en General.
Comentar | Referencias (0)

El poco deseo femenino se resuelve de a dos

 
Investigador español dice que la falta de apetito sexual en las
mujeres no es una disfunción sino un proceso normal que se puede
revertir en una acción conjunta de la pareja.

Carmen Rodríguez
Fuente: Puntoemol.com

-------------------------------------------------------
"Cuando una mujer siente que no tiene deseo sexual, puede pensar dos
cosas: a) estoy enferma; b) no quiero a mi marido. Pero ¿qué pasa
cuando está perfectamente sana? ¿Y cuando en realidad sí quiere a su
pareja?". Las preguntas las hace el sexólogo y psicólogo español
Francisco Cabello.

¿Qué pasa con esta mujer que no sabe por dónde empezar a enfrentar su
falta de deseo sexual? Ella no piensa que, a lo mejor, lo que está
fallando es quien tiene que inducir su deseo. "Si su marido es el que
no lo está haciendo bien, entonces habría que tratarlo a él", afirma
el doctor Cabello.

El médico ha dictado conferencias referidas a las "Nuevas tendencias
en terapia sexual: el reto del deseo", en la que se muestra
preocupado de que se esté considerando como una disfunción sexual
algo que puede ser perfectamente normal: una mujer que vive una
relación larga y estable y que no manifiesta deseo sexual en forma
espontánea; es decir, sin que medie la incitación de su pareja.

"El 50% de las mujeres en parejas de larga duración no tienen el
deseo de forma inicial sino que sólo a partir de una experiencia
excitatoria", afirma el médico andaluz. "A este consenso llegamos el
año pasado en París, en una Comisión de Expertos en Disfunciones
Sexuales, tras analizar una serie de estudios".

Esta realidad choca con las fantasías masculinas: "Llegar a casa y
que ella lo esté esperando en una tanga de leopardo, colgada de una
lámpara, y esperando caer sobre él. Esta imagen el hombre la ha
aprendido de las charlas con los amigos o de las películas porno; y
ambas son siempre exageradas", afirma Cabello.

También la publicidad, el cine y "muchos textos de sexualidad"
muestran que el deseo debiera a estar a flor de piel, pero la verdad
es que no es así, recalca el investigador. "El deseo espontáneo en la
mujer sólo se va a dar en situaciones muy puntuales -por ejemplo, en
la mitad del ciclo menstrual-, que coinciden con altos niveles de
testosterona.

Cabello mostró los diferentes pasos que requiere una mujer para
llegar al deseo (ver infografía), a diferencia de lo que ocurre en el
hombre, en quien el deseo aparece en forma inicial.

En la aparición del deseo femenino, en cambio, es clave lo que haga o
deje de hacer su pareja sexual. "Las mujeres necesitamos de un clima
de intimidad, de comunicación. No podemos hacerlo estando enojadas ni
tampoco resolvemos los problemas en la cama", advierte la sicóloga y
sexóloga argentina Diana Resnicoff, también presente en el congreso.

Sin embargo, advierte el sexólogo español, las mujeres pueden llegar
a vivir un proceso de deseo inicial (similar al masculino) cuando se
encuentran en la etapa del enamoramiento. Entonces, el solo
pensamiento del ser amado las hace desearlo. Pero con el paso del
tiempo, y cuanto más estable sea la pareja, esto desaparece.

"Llega un momento en que conoces tanto a tu pareja que te atrae menos
que cualquier persona nueva que conoces". Entonces, afirma Cabello "o
llamamos a un abogado (para enfrentar la separación) o aprendemos a
vivir la sexualidad al interior de una pareja estable".

Cambio de guiones

Y esto se logra mediante una terapia en la que participan ambos. "Se
trata de cambiar los guiones sexuales; de que la pareja cambie el
modo de acercamiento, de que mejoren sus técnicas de intimidad", dice
Cabello.

Diana Resnicoff habla de que la recuperación del deseo tiene que ver
con "recuperar la memoria del cuerpo, de los momentos agradables que
se vivieron antes: nuestro mejor kamasutra está en nuestra cabeza. El
deseo se puede ir armando en nuestra mente desde antes de llegar a
casa: a través de un e-mail cariñoso o de una invitación por
teléfono".

"Si quieres volver a vivir lo que sentiste, no requieres de ninguna
medicación sino de volverte a contactar con lo que alguna vez te
provocó deseo", agrega Beatriz Goldstein, educadora sexual argentina.

La mayor parte de los cuadros de falta de deseo en las mujeres
responde a una inadecuada intimidad de la pareja. Por ello, el doctor
Cabello se muestra preocupado ante la creencia de que con fármacos,
geles o cremas, las mujeres podrán revertir su falta de deseo y de
excitación sexual.

Con él coincide Diana Resnicoff: "Ante la llegada del Viagra para los
hombres, muchas mujeres se han sentido angustiadas y se preguntan por
qué no hay una pastillita especial para la mujer. Y se olvidan de que
la sexualidad se da de un modo muy diferente entre hombres y
mujeres".

Francisco Cabello cree que no se debe patologizar un aspecto de la
vida que en realidad funciona como una emoción; es decir, que fluctúa
de acuerdo a varios factores. Eso sí, advierte, existen cuadros de
falta de deseo que corresponden a una disfunción, aunque son los
menos. "Frente a ellos, hay que analizar cuáles son los traumas
psicológicos o los problemas hormonales que pueden estar
provocándolos. Y entonces, sí lo tratamos de un modo combinado:
terapia sexual de pareja y fármacos".

-----------------
A ellos también les pasa
Los hombres también pueden sufrir de falta de deseo sexual, pero por
distintas causas que las mujeres, explica el sexólogo e investigador
Francisco Cabello, avalado por un estudio que realizó én el Instituto
Andaluz de Sexología y Psicología.

Mientras la mayoría de ellas señala como principal causa la falta de
atención de su pareja, el 86% de ellos lo atribuye al temor de no
estar funcionando bien en su cometido sexual. "Sea cierto o no, ellos
creen que acaban muy rápido y que no dejan a su mujer satisfecha. Esa
sola idea los hace perder el deseo sexual".

Para afrontar esto, se usa una terapia de "reestructuración
cognitiva"; es decir, se intenta cambiar su idea en caso de que ésta
sea errónea.

"Así como la mujer necesita sentirse acogida, respetada y comprendida
para desear al otro; el hombre requiere sentir que
está teniendo éxito en lo sexual; o sea, necesita un poquito de
aplauso", afirma el doctor Cabello.





Norberto Litvinoff
Lic en Psicologia//Lic en Sociologia-Sexologo
www.sexologicamente.com.ar
http://www.buenasiembra.com.ar
http://www.buenasiembra.net
http://www.launion.com.ar/columnas/litvinoff/index.htm
http://eyaculacionprecoz.zoomblog.com
http://spaholistico.zoomblog.com/
Norberto.Litvinoff@gmail.com


1GB gratis, Antivirus y Antispam
Correo Yahoo!, el mejor correo web del mundo
Abrí tu cuenta aquí